Usted está aquí

Tommy Guerrero. El skater de la guitarra eléctrica

En esta historia convergen dos disciplinas aparentemente dispares pero, a fin de cuentas, convergentes y aliadas que ha utilizado este músico. En paralelo llevaba su patín rodando en las pistas más prestigiadas de la escena skater y en la espalda una guitarra eléctrica frenética  y experimental, para dedicar su música a retratar la escena de las patinetas.

Tommy Guerrero es un guitarrista que nació en San Francisco, California, a mediados de los años sesenta. Su carrera  ha sido toda una aventura extrema, ya que se inició desde los nueve años como skater y ya en la adolescencia cogió su primera guitarra eléctrica, la cual ya no dejaría, para llevar dos carreras en paralelo con gran atino y éxito en ambas a lo largo del tiempo.

El estilo que posee como guitarrista es muy característico, ya que ha diseñado y acoplado diferentes efectos y sonidos con los que se ha distinguido. Su manera de tocar es delicada y muy sencilla, pero no por eso denota falta de sabor y creatividad, ya que aprendió a hablar y cantar a través de las cuerdas, con las cuales forja melodías coherentes y contagiosas, que te logran enganchar al escucharlas. Podemos denotar algunas influencias de Ry Cooder, Stevie Ray V. y Los Lobos, tanto en el estilo de interpretar como en su música; digamos que expresa una influencia y estilo 100% californiano,  pero con toques de modernidad y mucha experimentación.

En su música encontramos una fina mezcla entre rock clásico y alternativo, con toques de acid jazz, blues y latin beats,  que en conjunto evocan un estilo muy ambient y hasta chill out,  con un poco de lounge. Muchas de sus piezas podrían ser la banda sonora de las pistas de patinetas por donde solía rolar, un vivo retrato de sol, playa, mujeres en bikini y chicos haciendo piruetas en esas grandes rampas, musicalizado por el sentimiento de Guerrero. Cabe mencionar que todas sus canciones son de corte instrumental y se suele hacer acompañar de un ensamble base de músicos conformado por batería, bajo y guitarra de acompañamiento y en ciertas ocasiones un tecladista también. Básicamente es una guitarra, a veces de blues, muy San Francisco, y por debajo una base rítmica, a veces electrónica, a veces de percusión latina, baterías sencillitas y pegadizas. Por momentos también juguetea con los ruidos, pero casi de manera rítmica, como el bajo.

Tommy Guerrero se dio a conocer primeramente en el mundo de los skaters, fue un gran patinador, enseñándonos a todos que con el patín se podían hacer muchas más cosas de las que pensábamos. Cuando era adolescente, Guerrero fue uno de los miembros destacados de la “Bones Brigade, Powell Peralta's profesional skate”, equipo que tuvo éxito durante la década de 1980. Era muy conocido por su relajado estilo de skate, pero muy osado rompiendo esquemas. Después de circular por Powell Peralta, Guerrero y Jim Thiebaud , un amigo de su ciudad natal y compañero del equipo Peralta, comenzaron su propia  empresa de patinetas llamada Skate Real.

 Así, consolidado en el mundo skate, y antes de que sacara ningún disco, ya había bastantes canciones suyas en partes de videos de patín, de los cuales editaba sus propios Ep’s con temas de su autoría que se usaban en las exhibiciones de las marcas más reconocidas del medio skater, y a la vez tocando en directo en esas mismas, lo que lo llevo a ser patrocinado por Van´s.     

Ya  tiempo después de su éxito en el mundo del skateboard, Guerrero decidió seguir sus intereses musicales, integrándose en varios proyectos,  fue miembro de la rock skate band Free Beer y del grupo experimental Jet Black Crayon, sin embargo, la obra de Guerrero como artista en solitario hasta el momento ha sido la más exitosa comercialmente y con muy buenas críticas del gremio y de la industria independiente. Sus EPs empezaron a venderse de manera exitosa, distribuyéndose por el under y en la escena de la música alternativa independiente; sus videos en la red comenzaban a difundirse poco a poco, tomando casi toda la escena independiente californiana. Sus discos fueron aclamados por la crítica, ya que sus sencillos se destacaban por incorporan varios tipos de música, desde el rock, el hip hop, el funk, soul, y el jazz, hasta que un evento fortuito lo llevó a salir del anonimato a un nivel masivo e incluso internacional. Fue cuando la compañía EA de videojuegos, le firmó para adquirir y componer material musical para sonorizar varios videojuegos del mundo skater, llegando incluso a captar público nuevo de jóvenes que ya le conocían por su exitosa carrera como skater, matando dos pájaros de un tiro, en la música y en la escena skater.

En el año 2013, durante la premiación anual de los “Transworld Skateboarding “, Guerrero fue elegido como "Leyenda", recibiendo un reconocimiento por su labor conjunta de llevar la música con el deporte extremo con gran atino y calidad, tras la recepción del premio "Leyenda" Transworld, Guerrero invitó a todos los patinadores "de la calle" al escenario para estar junto con él en la presentación que ofrecería en el Avalon Theather en Hollywood, California. En este año emprendió una gira por varias ciudades de Europa como Ámsterdam, París, Lyon, Londres, Leeds, Madrid, Málaga y Barcelona, presentándose en foros y clubes locales con gran éxito; inclusive tuvo visitas de gente del mundo skater de antaño que lo reconocieron de aquellos años de gloria sobre ruedas, y por ahí hizo algunas exhibiciones informales compartiendo con chicos jóvenes de aquellas ciudades.

Tommy Guerreo es de esos músicos sencillos que agradan y caen bien, a través de su música ligera, contagiosa y de gran calidad, se ha colocado en el gusto de la gente, no sólo del skate, sino que se ha sabido ganar el respeto y la admiración del gremio musical. Cuenta ya con una carrera sólida y actualizada que suma siete producciones discográficas, contando algunos EP´s de sus inicios. Verlo en directo es un deleite, ya que maneja diferentes efectos en su guitarra, llevándolos hasta lo más experimental y extraño, los sonidos más frecuentes que utiliza y explota al máximo son: el chorus, distor y vibratos, llevándoles por diferentes frecuencias que llegan a simular un sintetizador en ciertas ocasiones. Una excelente recomendación que te remite al ambiente playero de una noche de verano en la playa californiana.  

 

Último dico

No Man’s Land (Asphalt Duchess, 2014)

Séptimo álbum en solitario que fue lanzado internacionalmente, incluso en Japón. El disco cuenta con 17 temas inéditos de tintes un poco más oscuros a los venía manejando, debido al estado de animo por el que atravesaba en el proceso de composición. Al ir grabando, el mismo álbum fue revelando una temática común y una vez lo tuvo claro, empujó el proyecto en esa dirección. Sobre la razón por la que hay tantos temas, Guerrero comentó: “es porque era un momento en que estaba componiendo y mezclando ese tipo de estilo y de repente tenía todos esos ritmos que me gustaban y que no quería dejar por el camino porque no iba a poder ponerlas en ningún otro álbum, por temas de estilo. Así que me dije, ‘¡Pongámoslas todas aquí!’”. El disco y la gira de promo tuvo el  apoyo y patrocinio de Levi’s Skateboarding, debido a su pasado como skater.

Disco recomendado

Lifeboats and Follies (Galaxia, 2011)

Disco que tiene que ver más con el viaje que con el destino, un álbum que se gestó desde otra óptica, ya que las canciones se compusieron a partir de ritmos de batería, percusión y líneas de bajo que Guerrero también toca, y no desde la óptica de la guitarra. Guerrero grabó casi todos los instrumentos como casi siempre lo hace en sus discos, cosa que ha hecho más por la necesidad, porque no cuenta con una banda base que lo apoye. Un disco muy ameno y fácil de digerir, con toques latinos y de acid jazz, muy experimentales.

Otra discografía

Loose Grooves & Bastard Blues (Galaxia, 1998)

Álbum debut de Guerrero. El disco fue grabado pro sus amigos y skaters también, el bajista Monte Vallier, DJ Gadget, y Tim DeGaugh. Un conjunto de 13 temas instrumentales que se grabó por el puro gusto de tocar y hacer música mientras patinaban.

Soul Food Taqueria (Mo Wax, 2003)

Inspirado por las calles de su ciudad natal, San Francisco, es un disco más completo y avanzado que sus discos anteriores, también refleja una  madurez  real como compositor, músico y guitarrista, que sale del esquema audiovisual del mundo skater. Cuenta con algunos temas cantados por su amigo y colaborador  Gresham Taylor. Un disco con sabores de folk, hip-hop, jazz, guitar-blues, minimal funk, soul y mucho más. En 2004 la revista Rolling Stone magazine lo nombró,el segundo mejor disco del año en su género.

 

Estamos en redes ¿ nos sigues ?