Usted está aquí

Thievery Corporation. El dúo dinámico del beat mundial

Thievery Corporation es una agrupación que se ha enfocado en hacer música un tanto abstracta, logrando conjuntar varios sonidos del mundo en una especie de electro, midtempo dance instrumental, cuya clasificación cae en algún lugar entre el trip-hop y el acid jazz de manera magistral, conjuntando lo orgánico con lo electro.

El proyecto está conformado por un dúo de músicos, DJ´s y productores musicales de la ciudad de Washington, Estados Unidos, que empezaron a mediados de los años noventa a pinchar su propia música en su propio club de la capital del país de las barras y las estrellas con gran éxito, empezando a sonar varios singles grabados y editados por su propio sello llamado como el bar que poseen, Eighteenth Street Lounge, entrando en el gusto de la gente rápidamente. El proyecto que con el tiempo se ha tornado en un colectivo por donde han desfilado una variedad de artistas invitados, tanto vocalistas, como diversos músicos de todas las corrientes musicales, enriqueciendo el sonido y la experiencia de esta magnífica corporación musical.

Entre los estilos que podemos encontrar dentro su música y fina mezcla destacan las bases rítmicas heredadas principalmente del funk, en donde logran entrelazar de manera sutil e inteligente (he ahí su éxito) el dub, hip-hop, reggae, acid jazz, la música de la India y de Brasil, en una fusión combinada con una estética lounge y electro beats de downtempo.

Esta corporación musical la integran Rob Garza, Eric Hilton y, ocasionalmente, músicos de sesión. Garza y Hilton son dos grandes músicos que van más allá, ya que también se desenvuelven como Dj’s y productores, que amplían el espectro y la visión del proyecto, al poseer diversos enfoques y experiencias, otorgándole al proyecto una calidad única y original. Para prueba están sus bien logrados trabajos discográficos, ya que cada uno nos lleva a una experiencia mágica sonora. Pero sin duda la mejor experiencia está en vivo, en su directo, que es verdaderamente donde podemos ver la versatilidad del proyecto en su esplendor, ya que se hacen acompañar de una banda completa de músicos: baterista, bajista, percusionista, diversos cantantes y, por supuesto, el dúo dinámico en las tornamesas, teclados, las guitarras y sitar, animando la fiesta donde se presenten. 

Con las capacidades de producción de Rob Garza y Eric Hilton, Thievery Corporation ha podido hacer grandes singles que rápidamente se han ido colocando en los playlists de los más prestigiados clubes y discotecas de Estados Unidos y Europa, sobre todo cuando explotó el movimiento acidjazz en el mundo, a mediados de los años noventa, con artistas como Jamiroquai, Us3, Guru, The Brand New Heavys, entre otros, pudiéndose colar en aquel enriquecedor movimiento al tocar en varios clubes y festivales por todo el mundo.

El proyecto saltó a la fama cuando una pista de uno de sus primeros singles apareció dentro del playlist de los respetados DJ´s y productores Kruder y Dorfmeister en una sesión de mezcla, para la serie DJ Kicks de Studio K7. Esta doble personalidad del proyecto les ha abierto más puertas ya que han encajado perfectamente en ambos mundos, el mundo del electro y el de la música orgánica de banda, pudiendo tocar tanto en clubes de música electrónica, así como en diversos festivales de música alternativa tanto de rock como de otras corrientes.

Las letras de Thievery Corporation están notoriamente influenciadas por algunos de los últimos sucesos políticos relevantes. Cortes como “Amerimacka”, presente en su álbum The Cosmic Game y “The Richest Man in Babylon” del álbum homónimo, muestran la oposición que mantuvieron a las políticas de la administración del gobierno norteamericano que presidía George W. Bush. En septiembre de 2005, Thievery Corporation participó en el concierto de la Operación Alto al fuego (Ceasefire Operation), con el objetivo de detener la guerra en Irak. Por otro lado, algunos temas de Thievery Corporation, extraídos de The Richest Man in Babylon y The Cosmic Game fueron incluidos en el menú del juego de video Tiger Woods PGA Tour 06, publicado por EA Sports. Esto ha sido otro de sus plus de este proyecto ya que siempre se han preocupado en proponer temas de interés común en la sociedad mundial, temas políticos, antibélicos, sociales y de respeto, para hacer consciencia sobre lo que se tiene que cambiar.

En 1997 editaron su primer disco titulado The Thievery Hi-Fi , acompañado de varias sesiones de diversos Dj´s de Washington, que fue editado en un disco doble. Después de editar su primer álbum con gran éxito, les vino una oferta para firmar con el sello británico 4AD, para así empezar a grabar un segundo material discográfico de larga duración, pero tras sufrir un desafortunado acontecimiento en un atraco, las cintas de la pre producción fueron robadas y tuvieron que posponer la salida del disco, así después de reconstruir todo el proyecto original de las pistas nuevas, el disco fue lanzado en 1999 y fue titulado The Mirror Conspiracy.

Un tercer disco apareció ya entrados en siglo XXI, el ya mencionado The Richest Man in Babylon, con el cual lograron el éxito a un nivel internacional, siendo invitados a tocar en los festivales más prestigiados del orbe como Glastonbury. Para el año 2004, la pista "Libanesa Blonde" fue presentada en la exitosa banda sonora del film Garden State, que más tarde ganó un premio Grammy. Posteriormente lanzaron el disco The Cosmic Game, que contó con diversos vocalistas famosos de la talla de Perry Farrell, el vocalista de The Flaming Lips, Wayne Coyne y David Byrne. Un año más tarde salió un disco con remixes de este gran álbum. Como la temporada de elecciones se acercaba, Thievery Corporation lanzó su siguiente trabajo musical titulado: Radio Retaliation, en septiembre 2008, que tocaba fibras delicadas de la política norteamericana, lanzando una fuerte crítica al gobierno y hacía un llamado a la gente para no dejarse engañar por los políticos, de hecho la portada del álbum ya es algo atrevida al poner al mexicano subcomandante Marcos, líder del movimiento zapatista, como poderoso mensaje  revolucionario.

Esta corporación de ladrones, como se hacen llaman, nos han logrado robar la atención para regalarnos momentos y experiencias increíbles de excelsa música, este dueto supo cómo colarse dentro de diversos mundos y corrientes musicales con gran atino y sobre todo con un buen gusto, además de enviar a través de su música mensajes poderosos hacia la juventud, para cambiar de actitud ante los problemas mundiales. Sin duda un gran ejemplo de calidad artística que sabe equilibrar todas las fuerzas a su favor, sin estar peleado con nada, al contrario nos muestran cómo integrar para vencer y dejarse llevar por el poder de la música en un ambiente sonoro que proyecta calidez, inteligencia y propuesta, tanto musical como social.

Último disco

Saudade (ESL Music, 2014)

“Delicioso” sería un adjetivo apropiado para este disco de la corporación, donde han encontrado el momento adecuado para adoptar plenamente el romanticismo de la bossa nova con el electro beat, el funk y el lounge. El álbum cuenta con el apoyo de cinco vocalistas invitadas y varios de sus amigos más talentosos (incluyendo el baterista Michael Lowery), para grabar 13 temas y rendir un pequeño homenaje a la música brasileña que siempre ha estado presente en la carrera de este proyecto. En este disco participaron voces femeninas invitadas como LouLou Ghelichkhani, Karina Zeviani y Elin Melgar, que le otorgan un toque femenino muy acertado al concepto del disco. Sus temas reflejan el estilo de vida brasileño y relajado de costa cálida, aderezado con toques de soul, y afrojazz cubano, que hacen un disco muy  completo que evoca a una introducción increíble en una sexy sesión de dormitorio de James Bond. El álbum contiene unos atisbos de trip-hop del gran pasado musical de Thievery Corporation, pero volcado hacia una dirección totalmente diferente y osada.

Disco recomendado

The Cosmic Game (ESL Music, 2005)

Entre los ingredientes musicales con el que está cocinado este maravilloso álbum podemos encontrar una fina mezcla de beats electrónicos, dub, reggae, tonos suaves brasileños, cítaras y toques psicodélicos, aderezados con varias mujeres que cantan en lenguas extranjeras, que hacen de este disco una auténtica experiencia lounge con el sello personal de la casa. El disco cuenta con 16 pistas que llevan un seguimiento y una decidida línea musical, que amenizan diversos vocalistas invitados de gran talla como Perry Farrell, el vocalista de The Flaming Lips, Wayne Coyne y David Byrne. También encontramos letras sensuales y atrevidas de corte social y político que hacen de este disco una obra maestra del electro lounge, que no puede faltar en una discoteca personal.

Otra discografía

The Richest Man in Babylon (ESL Music, 2002)

Tercer disco en su carrera que editaron a través de propio sello. Este álbum cuenta con 15 pistas, es muy similar en su timbre y sonido a su trabajo previo, The Mirror Conspiracy, pero con sonidos nuevos de la música de la India. Contiene participaciones de vocalistas como Emilíana Torrini, Pam Bricker y Lou-Lou, con letras en español, portugués y persa. La crítica británica lo catalogó como uno de los trabajos más completos del dueto.

The Mirror Conspiracy (ESL Music, 1999)

Un disco lleno de sonidos derivados del lounge, el dub, y el trip hop, con el cual reafirmaron el paso tras su debut, donde aparecen 15 temas auto producidos y compuestos por el dueto. Cuenta con sencillos inolvidables que fueron usados para bandas sonoras como  el filme del 2004 Garden State, y el tema “Indra” que fue utilizada en avances de la serie The West Wing (5º episodio) y en promociones de la versión india de la cadena MTV para su programa Non Stop Hits, además de ser parte de la banda sonora de la película Vanilla Sky.

Estamos en redes ¿ nos sigues ?