Usted está aquí

Shawn Lee – un globetrotter sonoro

Imagen de pablo

A veces hay discos que compras porque te gustó la portada. Otros te llaman porque tienen un nombre original o hacen referencia a algo que te agrada. Eso me pasó con Shawn Lee’s Ping Pong Orchestra y vaya que fue un gran descubrimiento. Publicado bajo el sello Ubiquity Records (Quantic, The Bamboos, Breakestra), este músico norteamericano ha sorprendido a propios y extraños por el Groove que logra en todas sus canciones y las bizarras combinaciones de estilos y fusiones que inserta en cada una de sus composiciones. Sonará que estamos hablando de un músico complicado y difícil de oír. Todo lo contrario. Con la música de Lee, resulta fácil moverse de un continente a otro sin perder una línea o una idea central. Este multi-instrumentista capta a la perfección los elementos básicos de la música de todos los rincones del planeta y lo fusiona con una mezcla de funk, hip-hop, surf, jazz y todo lo que te quieras imaginar.

 

Shawn Lee es originario de Kansas, Estados Unidos. Siendo honestos, la primera pregunta que me hice fue: ¿Cómo un tipo de ese estado puede tener tanta apreciación por todas las culturas del mundo? Y es que con este músico te puedes sentir a la mitad de una película de Tarantino y de repente estás al interior de una disco funk en el Cairo, tomándote un Martini con una hindú. La respuesta la encontré rápidamente al saber que su familia tiene orígenes un tanto mezclados (como la mayoría de los americanos) entre Líbano, Irlanda y los propios indio-americanos. Entre el country el protestantismo, Shawn encontró refugio en un coro góspel de una iglesia cercana a su comunidad. Una vez encontrado el soul, no fue difícil pasar al funk y al motown de los años setenta.

Al pasar de los años, nuestro joven amigo se mudo a Los Ángeles donde empezó a codearse con personalidades que tuvieron participaciones clave en la música americana de finales de los años ochenta y principios de los noventa. Entre estos, hay que destacar la participación de Shawn con The Dust Brothers (productores de los discos Paul’s boutique de los Beastie Boys y Odelay de Beck) y Jeff Buckley. Después de unos años y la experiencia adquirida que sólo ciudades como los Ángeles te pueden dar, se mudó a Londres, Inglaterra, donde reside actualmente. Es en esta ciudad donde se editaron los primeros discos de Lee que empezaron a tomar relevancia e importancia en el mundo de la música. Primero, empezó trabajando con Gilles Peterson (fundador de la disquera Talking Loud, 4Hero y Roni Size), con un disco que no pudo ver la luz. Pese a esto, Shawn continuó haciendo lo que sabe y pronto encontró el lugar que merecía con Mark Jones y su Wall of Sound.

 

A partir de ahí, la música de Shawn Lee ha aparecido en la radio, películas, series de televisión (desperates housewifes, Ugly Betty, Lost…) e incluso comerciales. En los últimos años, compone, ejecuta y produce 3 discos al año. En varios de ellos, como el Music and Rythms (Ubiquity Records, 2004), todos los instrumentos fueron tocados por él mismo. En otros, aprovecha los conocimientos musicales de otros personajes y hace colaboraciones constantes con músicos de todo el mundo. En su disco Sing a Song (Ubiquity Records, 2010) participan cantantes diferentes en todas las canciones. En otros, aprovecha el talento de personas como Bei Bei (una china virtuosa en el Guzeng) y Clutchy Hopkins (un mito reciente que según la leyenda vive en una cueva en el desierto de Mojave, misma que nadie cree pero ha generado mucha expectativa) y edita discos completos, donde fusiona a la perfección cualquier sonido al ritmo de funk.

 

Y si ustedes, amables lectores, no creen que esto sea posible, Shawn Lee tiene un par de discos para demostrarles lo contrario. El primero de ellos se llama Hooked Up Classic (Ubiquity Records, 2010) donde retoma grandes clásicos de la música clásica (valga la redundancia) y los arregla para que puedan ser tocados en el estéreo de un Cadillac convertible con algún beach boy californiano y un par de rubias en bikini. También, nuestro culturoso amigo ha reeditado grandes clásicos de la música pop de los últimos años (llámese Outkast, Britney Spears, Gorillaz o Kylie Minogue) y los convierte en suaves y agradables melodías de dub, surf, música hindú, bossa nova o todo eso junto (ve a youtube si no me crees, y si no escucha/compra Hits the Hits, Ubiquity Records, 2007).

 

Shawn Lee ha demostrado que con su Ping Pong Orchestra puede tomar cualquier vereda y llegar a cualquier parte del mundo utilizando al funk y al Groove como brújula. Este año acaba de presentar su (veintitantos) disco llamado World Of Funk. Como su nombre lo indica, es un viaje alrededor del mundo donde la música, sea de Camboya, Colombia, Ethiopia o Brasil se fusiona bien y bonito con el ritmo del funk. Shawn Lee es un músico que entiende la música y sus elementos a la perfección. Con esto, logra componer canciones simples, sin muchas complicaciones, pero utilizando una gran cantidad de instrumentos que le dan ese ambiente que quiere recrear. En todo esto, el beat y el Groove nunca se pierde. Uff. ¡Vaya que me gusta este broder! 

veces hay discos que compras porque te gustó la portada. Otros te llaman porque tienen un nombre original o hacen referencia a algo que te agrada." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?