Usted está aquí

Sade Adu

Sade es una cantante y compositora de nuestros tiempos nacida en Nigeria, su verdadero nombre es: Helen Folasade Adu. Es de madre británica y padre nigeriano, una mezcla muy peculiar y exótica, que con el tiempo le ayudaría a sobresalir por su físico tan único y hermoso. Se mudó con su madre a Inglaterra desde pequeña, hecho que marcó su destino para encontrarse con un mundo tanto cultural como musical distinto, pero llevándose en su corazón y genética ese sentimiento y sabor único, heredado de su contraparte africana.

Su música es una mezcla de ritmos suaves y cadenciosos basados en el smooth jazz, el bosa nova, el soul y R&B, con unas letras apasionantes y llenas de sentimiento. Es poseedora de una voz muy peculiar, que transita por matices suaves y melodiosos todo el tiempo, es una voz cautivadora y sensual a la vez, que logra atrapar tu atención una vez que la escuchas.

En su adolescencia se empapó de la música de artistas como Nina Simone, Peggy Lee y Astrud Gilberto. Ese estilo y tendencia de música le fascinaba, escuchó soul norteamericano, particularmente de los años setenta con artistas como: Stevie Wonder, Curtis Mayfield, Donny Hathaway y Bill Withers. Un acontecimiento que la marcó, fue cuando vio a The Jackson Five en el Teatro Rainbow en el Parque Finsbury, donde trabajaba en la barra del bar los fines de semana.  Declaró que estaba más fascinada con la audiencia que con cualquier cosa que estuviera sucediendo en el escenario, ya que atraían madres con sus hijos, gente grande, blancos, negros, etc. Estaba realmente impresionada, pues ese era el tipo de audiencia diversa que anhelaba cuando llegara a ser cantante.

La música no era su primera opción como carrera, estudió moda en la Escuela de Arte de San Martín, sus estudios de diseño la llevaron a abrir una boutique, pero su destino ya estaba marcado para empezar a abrirse brecha en el mundo musical. Sus primeros pasos los dio cuando un par de viejos amigos la invitaron a colaborar como cantante de respaldo mientras encontraban a la cantante base, para formar un grupo funky de cierto carácter latino que bautizaron con el nombre de Arriva. Para su sorpresa y el beneplácito de sus seguidores, descubrió en la música su camino y la manera de llenar su alma de verdadera satisfacción. En un principio el hecho de cantar la hacía sentir nerviosa, disfrutaba más el componer canciones, despertando un extraño placer al escribir letras, pero de a poco ganó experiencia y seguridad en el escenario. Dos años después de cantar con el grupo, había superado su miedo a estar en el escenario y cantaba con el respaldo de una banda cada vez más consolidada y firme. Así decidieron cambiarle el nombre a la banda por Pride, para luego quedar solo en Sade, que es una abreviatura de Folasade.

Al principio, con Pride, solía salir al escenario temblando, se aterrorizaba mucho, pero estaba decidida a dar lo mejor y decidió que si iba a cantar, debía cantar como si estuviera hablando, porque descubrió que era importante ser ella misma, hecho que le dio pauta para marcar su estilo de cantar tan peculiar, con ese tono suave y seductor, como si te estuviera susurrando la canción al oído sin perder presencia, dándole elegancia y matiz.

Sade evolucionó mucho con Pride, el grupo se empezó a posicionar tocando en el circuito de clubes de Londres. Desde 1981, ella y los otros siete miembros de la banda estuvieron de gira por el Reino Unido durante tres años. Los shows de Pride incluían un segmento en el que Sade era la voz principal en un ensamble de cuarteto interpretando temas de jazz, pronto atrajo la atención de productores y agentes musicales que pretendían firmarla sólo a ella, cosa que suele pasarle a muchos grupos con una buena vocalista.

Sade rechazó dejar a sus amigos, ya que por ellos y con ellos inició el proyecto de su vida y se mantuvo leal. Así logró firmar su primer contrato con una casa disquera grande, Epic Records, con la condición de tener a los tres miembros con los había fundado la banda, manteniendo el nombre de Sade, quedándose entonces el saxofonista Stuart Matthewman, el tecladista Andrew Hale y el bajista Paul Denman.

Pronto se convirtieron en el espectáculo más pretendido de los clubs de jazz y de pop de la capital inglesa, en gran parte gracias a la belleza exótica de Sade, cosa que la llevo a posar en la portada de revistas grandes como Vogue y Cosmopolitan, entre otras. Incluso llegó a ser en una de los pocos artistas que han posado en la portada de la revista Time, transformando totalmente su entorno y agrandando la fama de la banda. Se convirtió en uno de los rostros de la década mas solicitados para aparecer en entrevistas y portadas del momento.

Para el año 1984, editaron por fin su ansiado primer disco titulado: Diamond Life. Con él, Sade se dirigía a conquistar una audiencia mundial. Este contenía sencillos de éxito como "Your Love is King" que se logró posicionar dentro del top ten del Reino Unido por varias semanas; pero fue con el maravilloso tema "Smooth Operator", que lograron hacer el crossover y el éxito a nivel mundial, sobre todo en EUA, se colocó en las listas más populares del Billboard por varias semanas, es un tema de corte suave que definió su estilo, basado en el bossa nova y el jazz,  al que le siguió "Hang on to your love". El disco permaneció 98 semanas en las listas británicas y 81 semanas en las listas americanas. Sade recibió el premio BPI al mejor álbum y un Grammy a la mejor artista revelación.

Un año después salió el segundo disco, Promise, un buen logrado álbum que arrojó éxitos como "Is it a Crime" y "The Sweetest Taboo", catalogado como uno de los temas más oídos en la historia de la radio y alcanzó ventas de platino en el mundo.

Tras el éxito, la banda se embarcaba en giras extenuantes y prolíferas. Esto la mantenía en forma y fuera del enfoque de los medios, que sólo querían lucrar con su imagen y hacerla ver como una cara bonita y husmear en su vida privada, que por cierto se ha encargado de mantener al margen de la luz pública, sobresaliendo siempre su trabajo musical.

Sade ha dicho que cuando está en el escenario con la banda, es cuando saben que la gente ama su música pues se da una conexión casi única. Sus conciertos son finos y llenos de matices y tintes jazzísticos, con un humor tranquilo y sereno todo el tiempo, que atrapan tu atención, sumergiéndote en olas de sensualidad pura y virtuosismo. Se suelen acompañar de más músicos de apoyo, siendo a veces alrededor de ocho o nueve músicos en escena. Su objetivo y labor siempre ha sido estar de gira y hacer buena música de calidad.

 A finales de la década de los ochenta editaron el tercer disco: Stronger Than Pride, un álbum tambien de mucho éxito comercial, con sencillos como "Paradise", "Love is Stronger Than Pride" y "Nothing Can Come Between Us". Nuevamente salieron de gira por todo el globo, incluidos Australia y Japón y provocó la primera gira a gran escala por América, atrayendo todo tipo de público a sus conciertos.

Ya para los noventa, estrenaron la década con el disco Love Deluxe, un álbum audaz y emocionalmente honesto que pronto se ganó la aclamación comercial y de la crítica. En EUA permaneció 90 semanas en las listas, mientras que el sencillo "No ordinary love", tuvo una aparición en el soundtrack de la película protagonizada por Robert Redford y Demi Moore, Proposición Indecorosa. Para 1994, llegó su primera recopilación de sus grandes éxitos titulado: Best of Sade, que incluía 16 de sus mejores temas, llevándolos por una gira extensa por el mundo, registrando el concierto en un DVD,  siendo uno de los más vendidos en la historia. Para el año 2000 edita Lovers Rock, el quinto disco de la banda, con el que ganó el Grammy al mejor álbum de Pop Vocal, de él se desprendieron temas como “King of Sorrow” y  "The Sweetest Gift" dedicada a los niños del Rainbow Trust Children's Charity, para reunir fondos en la investigación de enfermedades terminales.

Sade hizo una pausa para dedicarle tiempo a su vida personal, se casó y tuvo una hija en el año de 1996, se mudó al norte de Londres a una zona más rural y calmada. Ella declaró que “Solamente puedes madurar como artista, si te das el tiempo de madurar como persona”. Su esperado regreso vino en el  2010  con un nuevo álbum bajo el brazo, cocinado a fuego lento pero seguro, con su fórmula infalible, el disco se llamó Soldiers of Love, dejando ver su evolución y el porqué esperó tanto en sacar un nuevo material. El álbum debutó con buenas ventas y buenas críticas, además de volver a ganar otro Grammy como mejor disco en su categoría.

A pesar de que su legado discográfico es poco, ha sido muy rico y de calidad. Sade es una excelente propuesta para escuchar en la tranquilidad de una buena cena o en una reunión, y sobre todo para presenciarla en directo con su super banda, la cual con su dulce y tranquila voz, te hará viajar por paisajes sonoros de paz y armonía en un frenesí puro y orgánico. Puede considerarse ya una consagrada y una diva del New World Soul, colocándose al lado de las grandes cantantes de la historia. Ella y su banda son artistas de calidad y no de cantidad en lo que respecta en el número de discos editados en su largo trayecto, pero en el registro de ventas en el mundo de estos, gira alrededor de 40 millones de discos que los avalan como grandes e importantes artistas de nuestra época.

es una cantante y compositora de nuestros tiempos nacida en Nigeria, su verdadero nombre es: Helen Folasade Adu." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?