Usted está aquí

Rising Appalachia. La Nueva moda de antaño, con cantos del alma que unen músicas del mundo

Criadas en el sur de Estados Unidos con canciones de cuna de los Apalaches por las noches y con  música soul para el desayuno, las hermanas Leah y Chloe han pintado su música con matices de colores inspirados en los sonidos tribales de su comunidad y la música del mundo.

Rising Appalachia es una fresca e innovadora propuesta en la escena musical mundial, formada por un dueto de hermanas llamadas Leah y Chloe Smith, que desde pequeñas fueron instruidas para cantar y expresar cantos desde el alma, para conectar con todo lo que nos rodea. Su nombre lo tomaron de la cultura propia de los Apalaches, nativos que habitan todavía gran parte de la zona de la Florida y Atlanta en el sur de los Estados Unidos,  que traducido al español seria como “la Ascensión de los Apalaches”, en honor a aquellos pueblos nativos Anawakas con los que se criaron de pequeñas, que les enseñaron y mostraron como no perder la conexión con la madre Tierra y a vivir en respeto y armonía con todo el entorno, reflejando ese contexto en sus letras.

El credo musical de este dueto es principalmente preservar la música ancestral del mundo aportándole su propia visión, lo que consiguen haciendo convergir varias culturas a través de su música, mezclando diferentes paisajes sonoros  a través de diferentes y variados instrumentos que en su mayoría son de tipo tribal, como tambores y flautas, con los sonidos y armonías modernas de géneros como el soul, jazz, gospel, hip-hop y sonidos  Afro-antillanos. Ambas son cantantes y hacen un trabajo estupendo en la armonización de sus voces, jugando entre varios matices, haciendo contrapuntos bien logrados, “loops” vocales,  y acompañándose una a la otra de manera excepcional, creando atmosferas sonoras en ocasiones muy profundas que cautivan a la audiencia. Las hermanas trabajan con una variedad de músicos internacionales y la banda incorpora todo tipo de maneras de explorar sus voces, desde los armónicos simples con banjos y violines, a una amplia variedad de tambores, kalimbas, beatbox, djembe, baliphone, congas, didgeridoo, tablas, cucharas, etc. Además ambas son multi instrumentistas, tocan guitarras, violines, banjos y percusiones.

Chloe y Leah Smith nacieron y crecieron en Atlanta, Georgia, en una familia de artistas. Su padre Andrew Hunter Smith fue un popular  escultor y pintor, y su madre tocaba jazz al piano y al violín. Después de trabajar con las artes visuales durante sus primeros días de escuela Leah Smith se graduó de la Escuela Secundaria Grady y se trasladó a la edad de diecinueve años a México para estudiar y trabajar al lado del movimiento Zapatista en Chiapas, al sur de México. Antes de regresar a Atlanta viajó por el mundo durante cuatro años visitando Hawaii, India, Colombia, Cuba, Bulgaria e Italia, ampliando su visión y percepción sobre la música y aprendiendo nuevos sonidos por cada sitio donde estuvo.  Así, con un tremendo bagaje y experiencia recogida de sus viajes, las hermanas deciden emprender el vuelo musical.

Grabaron su primer disco durante una noche en un estudio casero en el sótano de un amigo. El álbum fue concebido como un regalo para los amigos y la familia, pero sorpresivamente logró recibir tanto apoyo y reconocimiento de la gente local, que decidieron iniciar oficialmente Rising Appalachia. Así empezaron a surgir como banda independiente de la industria principal. Las hermanas lograron, producir y comercializar el proyecto por sí mismas desde el principio. Hoy en día cuentan con cinco discos de estudio y uno en directo que se lanzó al mercado con DVD. El dueto ha actuado en muchos festivales musicales en todo Estados Unidos, pero también en Colombia, Costa Rica, Canadá, India, Puerto Rico, Italia,  Bulgaria, Hungría, la República Checa, Suecia, Irlanda y Escocia.

Con el paso de los años el  proyecto ha crecido y se ha convertido en un colectivo mundial de músicos  llamado El Colectivo RISE, que utiliza la destreza lírica de las hermanas con las diversas colaboraciones artísticas mundiales. Este colectivo se compone de un equipo de artistas mundiales, además de activistas, jóvenes educadores, bailarines, artistas de circo, yoginis, los hilanderos del fuego, poetas, acróbatas, trabajadores culturales y otros más, que se presentan alrededor del mundo en festivales, mítines y fiestas en la calle, además de llevar a cabo diversos talleres de educación sonora y musical en los centros juveniles, escuelas, prisiones y otros lugares, llevando su acción altruista más allá de lo musical. Junto con la música de Rising Appalachia, el colectivo se utiliza para apoyar a muchos proyectos altruistas de las hermanas Smith, basados en la unión  de las artes y la justicia mundial. Después de haber sido ellas mismas activistas en varias comunidades durante sus viajes, Leah y Chloe Smith quieren que su arte sea también una fuente de activismo, así como de desarrollo cultural.

Después de haber viajado más de 14 mil kilómetros a través de los Estados Unidos y por el mundo, el sonido de los Apalaches está demostrando rápidamente ser contagioso a todo lo que toca. Sus espectáculos se han incluido en una gran variedad de lugares y festivales como el Burning Man, el Festival de las Artes Núñez en Nueva Orleans,  El Festival de Floyd, Festival Envision, el Teatro Beacon de Nueva York, el Festival de las Artes Eden Lake, Radio Popular Italia, Guerrilla Radio Ámsterdam, Edimburgo, el Nueva Orleans Festival Fringe, The Highlander Center 75ª Reunión, y muchos más, donde han esculpido un camino para la nueva generación de aficionados a la música y han creado una nueva lente para entender el impacto del sonido global sobre el mundo en general. Risig Appalachia trae al mundo nuevos sonidos, historias y canciones recogidas a través de cruzar océanos, esculpidas originalmente para encarnar nuestro viaje humano, para integrarnos a través del arte como una comunidad global, con cantos y frases que encienden el fuego transformador interno con el fin de hacer pequeñas grandes revoluciones en el mundo, utilizando las palabras y la música como armas que le hablan al alma de cada persona. Ellas han seguido utilizando esas raíces poderosas para encontrar las conexiones musicales de todo el mundo, contagiando con su hermoso sonido de armonías poéticas, con el canto del alma, con los mítines de la palabra hablada, respaldado con sonidos de banjos, guitarras, percusiones, violines, bajo y demás. Crean sonidos orgánicos, laborando en conjunto con una gran variedad de colaboradores increíbles, que están unidos por todo, desde una trompeta de jazz, percusión afro-cubana, a violinistas de los Apalaches, a poetas burlescos y arte circense, utilizando el sonido como una herramienta para provocar una revolución cultural y el nacimiento un nuevo movimiento de la unidad y la curación del alma humana mediante la conexión universal.

Último disco

Soul Visions (2013)

Producción independiente compuesta de siete canciones, hecha en colaboración con The Human Experience, logrando un disco lleno de armonías vocales con instrumentos tradicionales de folklor estadounidense, que evocan una música de raíz, acompañado de líricas progresistas a través de diversas colaboraciones artísticas que intentan desafiar los clichés culturales y encender una especie de rebelión musical y cultural. The Human Experience es un proyecto de David Block, un músico compositor, multi-instrumentista, productor e ingeniero de música electrónica, que logró hacer una mancuerna excelente con las hermanas Smith. Se conocieron hace muchos años en las costas del sur de la India, y años después decidieron unir fuerzas para hacer juntos este disco innovador, que nos lleva a experimentar una deliciosa mezcla sinfónica de paisajes sonoros y prismáticos, con ritmos un tanto electrónicos y que evocan un toque erótico de lounge. Es un álbum de tipo electroacústico, con la fusión de sonidos de todo el mundo, en una elaborada mezcla de electro beats, voces, banjos y bajo. Soul Visions es su primer paso para acercar la música electrónica al folk y al soul, en un esfuerzo por salvar mundos sonoros a través de la exploración auditiva.

Disco Recomendado

Filthy Dirty South (2012)

Este disco fue grabado en vivo en su mayoría en el precioso Echo Mountain Studios en Asheville, Carolina del Norte, con percusión en vivo y beats de bajos, acompañado de la ya característica magia de su lírica y de la palabra hablada, con matices de instrumentos que no habían utilizado con anterioridad como la trompeta, kalimbas y el  violonchelo, tocando a dueto y haciendo armonías dobles con el banjo y los violines. Un disco compuesto de 15 temas, donde desfilan géneros como el folk, el hip hop, soul y el jazz, lleno de armonías poéticas. Las Hermanas Leah y Chloe manejan su sonido con una destreza  un tanto sensual y con una fuerte carga espiritual en sus letras.

Otra discografía

The Sails of Self (2010)

Un disco concebido en las calles de Nueva Orleans donde encontramos  grandes, poderosos e intensos arreglos vocales. Este álbum incluye algunos tesoros inesperados como el clásico estándar de jazz: “St James Infirmary " y el clásico tema de Otis Redding “You Don't Miss Your Water". Grabado con 10 músicos callejeros, encontramos una rica mezcla cultural y sonora, haciéndolo una completa y verdadera  experiencia auditiva.

Scale Down (Unwound Records, 2007)

Un álbum que se conduce entre simples líneas de banjo, acompañado de melodías un tanto misteriosas de violín, con las armonías vocales que salen sin esfuerzo de las hermanas, acompañadas de un arpa, trompeta, djembes, o con una tabla de lavar trastos. Aquí nos ofrecen un enfoque fresco y crudo de la música de raíz.

Estamos en redes ¿ nos sigues ?