Usted está aquí

Renaud García-Fons. El Paganini del contrabajo

Renaud García-Fons es un bajista y compositor francés que goza de una gran reputación a nivel internacional por su gran talento y virtuosismo, al grado de llegar a ser considerado el “Paganini del contrabajo”. Dueño de una técnica muy personal y precisa con un sabor musical de aires mediterráneos como base.

Renaud García-Fons es reconocido en el mundo musical como uno de los mejores y más grandes músicos de la actualidad, con su contrabajo de cinco cuerdas como instrumento y gran sensibilidad y buen gusto para componer música directamente del alma y con sabores mestizos de todas partes del mundo. Es poseedor de una gran técnica y virtuosismo depurado, logrando hacer sonar al contrabajo de maneras insospechadas, diferentes y hasta únicas, poniéndolo al frente como la voz cantante de cualquier ensamble con que se presenta. Un ejemplo en particular es el uso magnífico y la técnica que emplea al tocar con el arco, que nos remite al de una viola, y de ahí viene su mayor mérito y fama.

Renaud es un antiguo estudiante particular del legendario bajista sirio, François Rabbath, y fue profundamente influenciado por éste. Comenzó sus estudios de música a una edad muy temprana, empezó a estudiar el piano con tan sólo cinco años de edad, después pasó a la guitara clásica, para finalmente asentarse y consolidarse en el bajo por una influencia del mundo del rock en su adolescencia.

García-Fons nació en Francia en el año de 1962, es hijo del pintor Pedro García-Fons, y de familia de origen español. Su formación musical la inicio en el Conservatorio de París. Su visión y exploración por la innovación, le llevó a agregarle una quinta cuerda a su instrumento para desarrollar su potencial como solista, cosa que lo ha caracterizado. Sus primeros pasos profesionales en los escenarios los dio con la banda de jazz del trompetista Roger Guérin, además de diversas colaboraciones, incluyendo orquestas sinfónicas, grupos de jazz, y un trío. En 1987 formó parte del ensamble de contrabajos francés  L'Orchestre de Contrebasses quedándose con ellos durante seis años. También participo con la Orquesta Nacional de Jazz, dirigida por Claude Barthélémy en paralelo con aquel ensamble.

En su música podemos encontrar una fina y rica mezcla de jazz gitano con un ligero sabor a la India y destellos magníficos de música del mundo, como la música griega, africana, el flamenco, folklor Latino, el tango, y la nueva musette. En mucha de su obra grabada y en directo, se suele acompañar de una variedad de instrumentos, incluyendo guitarra, laúd, derbouka, flautas, trombón y acordeón. El estilo que más resalta y suele manejar con mayor frecuencia, sin duda, es toda la tradición del flamenco, y ha logrado traspasar toda la técnica y el sonido a su contrabajo de cinco cuerdas, con el arco principalmente, jugando con toda la gama de escalas que son tan características de una manera extraordinaria y hasta mística se podría decir, nutriendo su sonido con música mediterránea y oriental que ha explorado con pasión.

Esta dirección le ha permitido alternar y compartir en varios encuentros musicales con una gama muy variada de artistas de todo el mundo tales como Angéique Ionatos (Grecia), Cheb Mami (Algeria), Dhafer Youssef (Tunisia), Huong Tanh (Vietnam), Kudsi Erguner (Turquía), entre otros más. Su primer trabajo discográfico lo hizo en 1992, editando el álbum Légendes,  bajo el sello Enja Records, siguiéndole el disco Alboreá, con su cuarteto.

El gran mérito de este extraordinario músico francés ha sido llevar al contrabajo a un plano protagonista, con un enfoque renovado y original que te cautiva y atrapa al sonarlo de esa manera que sólo él sabe, donde el contrabajo deja de ser un instrumento de acompañamiento. Esto se ha visto hecho realidad en sus actuaciones a solo en diversos festivales de jazz, destacando el Knitting Factory en Nueva York.

Otro aspecto a señalar y que también ha sido de mucha importancia, es el grado de improvisación que posee, que es de donde obtiene su mayor fuerza y fuente de inmensa riqueza, su pasión por este arte tiene un fuerte lado espiritual con el cual logró ese equilibrio casi perfecto de encontrar puntos en común con su formación clásica y su formación jazzística, heredada de la experiencia con la Orchestre National de Jazz, la cual le ayudó a ampliar su panorama musical, convirtiéndolo en uno de los pocos músicos que navega por ambos mares sin tabúes, complejos y sin problema alguno, con gran maestría, atino y buen gusto sobre todo, haciendo de la improvisación su arma y herramienta más atractiva en su sonido.

Últimamente se ha dedicado a ofrecer recitales en solitario donde pone a prueba aún más sus dotes para improvisar, y sobre todo para innovar y estar a la vanguardia musical, otro aspecto positivo de este músico es que no se cierra a la evolución sonora del momento, ya que echa mano de la tecnología y de la electrónica al usar cajas de loops, y disparadores de secuencias, para así armar toda una maqueta nueva musical en directo, deleitando con su talento al público siempre a la expectativa de alguna idea nueva que surja de ese momento, haciendo un concierto bastante entretenido y muy original, mezclando diferentes riffs, melodías y sonidos desde su contrabajo mágico. 

A Renaud lo podemos encontrar en diferentes grupos que el mismo liderea como la Oriental Bass Band, el quinteto Navigatore, los tríos Entremundo y Arcoluz, y su actual proyecto, La línea del sur, además es el creador del grupo llamado: La World Music Chamber, formación constituida por un cuarteto de cuerdas, un contrabajo, bansuri y rik para la que escribe música original. Con estas formaciones recorre los festivales del mundo y graba para varios sellos. Su espíritu de búsqueda y su carácter abierto lo llevan a replantearse los límites técnicos del instrumento para la consecución de una libertad más amplia. Todo esto al servicio de la improvisación y de las corrientes musicales más variadas, el idioma del jazz, las músicas tradicionales y la música contemporánea.

 

Último disco

Silk Moon (E-Motive Records, 2014)

Este disco lo podemos describir no como la unión de dos músicos, sino de dos instrumentos. Renaud García-Fons se une a Derya Turkan y su kemence (pequeño violín de tres cuerdas que se toca con un arco y tiene orígenes orientales). Es un álbum compuesto por catorce temas de los cuales la mitad los compuso Renaud y la otra Turkan. Estas composiciones son alimentadas de las fuertes influencias de Oriente medio, el Mediterráneo y América, donde su música se inspira en la expresión lírica y el profundo canto de la tradición de Oriental Maqam y el Cante Jondo andaluz. Los dos instrumentos son una complementariedad natural de sellos y modos de tocar, y juntos producen el efecto de una orquesta real. Es un disco que se desarrolla entre instrumentos de cuerdas donde van más allá del uso clásico de sus instrumentos, descubriendo juntos nuevos espacios musicales y poéticas sutiles, creando momentos emotivos, sobre todo con una instrumentación nunca utilizada antes.

Disco recomendado

Méditerranées (Enja Records, 2011)

Es un disco donde resalta totalmente la inventiva, la musicalidad, las líneas líricas basadas en la música popular y la creatividad de la música. Es una mezcla de jazz, con un sabor mediterráneo y clásico. Compuesto por 18 temas inéditos compuestos por él mismo, donde la música cambia de acuerdo a su configuración real o imaginaria, ya que algunas canciones tienen diferentes movimientos de cambio de ritmos, instrumentos y melodías. Se trata de un ambicioso y maravilloso álbum donde con un ritmo andaluz antiguo y una percusión morisca comienza el viaje, y se introducen una rica variedad de instrumentos como: el acordeón, laúd barroco, guitarra flamenca, el contrabajo, tambores de marco (bendir, daf, y alquitrán), címbalos, y percusiones graves de olla. Más tarde, en otras canciones se escucha el octobass y flautas contralto, así como el laúd tiorba bajo, tanbur persa un laúd de cuello largo, cajon, tambor del cubilete zarb, tambor darbuka, Rik (pequeña pandereta), clarinete, flauta de bambú bansuri, laúd bouzouki, entre otros.

Otra discografía

La Línea del Sur (Enja Records, 2009)

Un disco donde las composiciones son tan complejas y precisas como siempre, así como la musicalidad; en verdad todo es increíble, donde en tres temas se hace acompañar de la cantante de flamenco Esperanza Fernández, que le añade esa alma española sobre letras traducidas por García-Fons. Un disco que vale la pena escuchar por aquellos que les gusta el flamenco, al estilo de Oregon free jazz.

Oriental Bass (Enja Records, 1998)

Tercer disco en su carrera que contó con sus propias composiciones y fue bien recibido por la prensa. Diez temas nuevos y originales de su propia composición, donde grabó el acordeonista Jean-Louis Matinier bajo un contexto de música oriental, con instrumentos como el laúd, y la darbouka, con mucha improvisación que lo hace muy interesante.

 

Estamos en redes ¿ nos sigues ?