Usted está aquí

Poncho Sanchez

Poncho Sánchez es sin duda el “señor conga” del  latin jazz, un músico total de pies a cabeza, lleno de candela y ritmo acompasado que lleva en sus venas de raíces latinas. Nació en la ciudad de Laredo, Texas, en el año de 1951. Hijo de padres mexicanos, pero radicados en los Estados Unidos, Poncho creció en el estado de California alrededor de un ambiente musical totalmente latino, escuchando salsa y ritmos cubanos, pero a la par influenciado por el mundo del jazz, funk y soul norteamericano. En su adolescencia, su conciencia musical se permeo de la música de artistas como John Coltrane, Miles Davis, Cal Tjader, Mongo Santamaría, Wilson Pickett y James Brown. En el camino, él se auto enseñó a tocar la guitarra, flauta, tambores y timbales, pero finalmente se estableció en las congas, instrumento que le diera todo lo que es. Ha declarado que se inclinó por las congas gracias al gran conguero cubano Chano Pozo, y a Mongo Santamaría, y por la parte armónica se nutrió de Dizzy Guillespie.

El estilo musical de Poncho está basado en todos los ritmos afro-caribeños como: el son montuno, la guajira, el cha cha chá, la rumba, el guaguancó, salsa, bomba, y descargas, aderezado con ese toque jazzístico y fino que lo ha distinguido durante toda su carrera. Posee un golpe de tambor bastante sabroso, preciso y fuerte, con el que llena de solos percutivos sus canciones. Además, es el cantante principal de su ensamble con una voz bastante afinada y llena de alegría, además es en parte compositor de sus canciones. Se hace acompañar de un ensamble al estilo salsero dotado de piano, contrabajo, metales, timbal, congas y bongos,  con un sonido también muy característico, al puro estilo Poncho. La  banda de Poncho se ha caracterizado por tomar un enfoque muy tradicional de la música latina, prestan mucha atención a los detalles de los ritmos específicos que están tocando, combinan tiempos afros con la clave cubana y hacen arreglos muy buenos y bien logrados, pero la cereza de la torta, son las descargas de los instrumentos de percusión muy bien amarrados. Entienden muy bien la importancia histórica de mantener viva esa herencia musical latina.

A los 24 años después de labrar su camino alrededor de la escena de los foros locales durante varios años, consiguió un lugar permanente en la banda de Cal Tjader, en 1975. "Aprendí mucho de Cal", dice Sánchez, le gustaba la manera como condujo su carrera, además de la forma en que hablaba con la gente y se presentaba en el escenario; era un tipo muy elegante, muy digno, y con un gran toque, sin duda todo un mentor en la carrera de Poncho.

Sánchez se quedó con aquella banda hasta la muerte de Tjader en el año 1982. Ese mismo año, firmó con Concord para presentar su primer disco con su propia banda titulado: Sonando, álbum que marcó el inicio de una carrera llena de éxitos y de excelente música que ha traspasado las barreras del tiempo, teniendo ya varios standars clásicos de su autoría dentro del repertorio del latin jazz, como “Timbalero”, “El conguero” y “Este son”.

Cuenta con alrededor de 25 álbumes, los cuales en su mayoría se han realizado para Concord Picante, destacándose los discos Bien sabroso de 1984, Chile con Soul de 1990, A Night at Kimball’s East, primera grabación en vivo de Poncho, en 1991; y el trabajo con el que finalmente obtuvo su primer premio Grammy como mejor álbum de Jazz latino en 1999, Latin Soul, el cual incluye temas como: “El Conguero”, “Ican”, “Watermelon Man”, “Bésame Mama”, “Guaripumpe” y “Mama Guela”.

En julio de 2003 realizó una presentación en el escenario del legendario Festival de Jazz de Montreux: “Poncho at Montreux”, en el marco de la celebración del treinta aniversario de Concord Records.

Poncho Sánchezha compartido escenario con diversos artistas del mundo de la música latina como Arturo Sandoval, Dave Valentin, Celia Cruz, Tito Puente, Rubén Blades, Oscar D’ Leon, Carlos Santana, Dizzy Gillespie, Chick Corea, entre otros. A principios del siglo XXI participó en la más grande celebración del mundo del latin jazz en el concierto titulado Jam Miami, con todas las estrellas de la música latina y del jazz, quedando registrado en un recomendable DVD y CD.

"Para mí, el jazz latino es la mejor música del mundo", dice Sánchez. "Tiene la sofisticación melódica y armónica del jazz y de los estándares estadounidenses”, y el sabor y la energía de la música latinoamericana de la que se siente orgulloso de llevar en la sangre. Esto viene a colación ya que recientemente ha grabado un disco donde, rinde homenaje a estos titanes, un nuevo álbum titulado, Chano y Dizzy!, uniendo fuerzas con el multi ganador del grammy, el trompetista Terence Blanchard. El álbum incluye canciones originalmente escritas e interpretadas por las dos leyendas, también presenta composiciones elaboradas por otros escritores que capturan el sabor del jazz latino tradicional, teniendo a la banda de Sánchez en la composición y arreglos. Actualmente en las filas de la banda destacan: el pianista David Torres, el saxofonista Rob Hardt, trompetista Ron Blake, el trombonista / vocalista Francisco Torres, bajista Tony Banda, timbalero,  George Ortiz, y el percusionista Joey De Leon Jr.

A más de tres décadas de carrera, Poncho Sánchez nos ha deleitado y puesto a bailar con su gran sabor y estilo único, sus canciones son infaltables en las fiestas y en los salones de baile, en cada concierto brinda su alegría, talento y amor por la buena música, lo que lo ha llevado a ser considerado uno de los mejores cinco congueros del mundo. Por su gran maestría en el ritmo afro-cubano, muchos oyentes se sorprenden al enterarse de que Sánchez no tenga ascendencia cubana o puertorriqueña, pero sobre eso él siempre ha dicho que si uno siente el jazz latino en el corazón, no importa la nacionalidad del intérprete, ya que un músico o un artista talentoso y destacado nace en cualquier país. 

Sánchez es sin duda el “señor conga” del  latin jazz, un músico total de pies a cabeza, lleno de candela y ritmo acompasado que lleva en sus venas de raíces latinas." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?