Usted está aquí

Los Dorados, entre el jazz y el rock

Imagen de pablo

En México, como en varias partes del planeta, el mainstream musical está desgraciadamente estancado en las fórmulas mágicas que ya todo mundo conoce, o en copias y refritos de sonidos que se importan desde el mundo anglosajón. Por suerte (y con dificultades), desde el underground se han venido gestando varios proyectos que han inyectado vitalidad en la música que se hace por estos lares, dando señales de que hay talento y muchas ganas de experimentar. Una de esas bandas responde al nombre de Los Dorados, que son sin duda alguna una de las mejores propuestas musicales del país.

 

Su música está catalogada bajo el género del jazz y todo mundo los presume como tales. Sin embargo, sus integrantes rechazan encada entrevista pertenecer a este género. En realidad, su proyecto es una mezcla que pasea entre los senderos del jazz, el rock, el funk, la electrónica y la experimentación. El grupo está compuesto por batería, bajo, guitarra, saxofones y unas tornamesas. Esta alineación ayuda sin duda a transitar por todos estos géneros, pero es realmente la convicción de los integrantes por tocar lo que les gusta y fusionar en un solo proyecto todo lo que escuchan, lo que los impulsa.

 

En las composiciones de Los Dorados, se siente el placer que siente cada uno de sus inte- grantes, por escuchar música de todas partes del mundo fusionada con otros sonidos, con otras realidades y desde diferentes perspectivas. Esta melomanía se ve reflejada en la evolución sonora de cada uno de sus discos. Si bien su primer material Vientos del Norte, 2003 es marcadamente jazzero (que no di- gan después que no tocan jazz), los siguientes trabajos presentan sonidos más rockeros y distorsionados (con más punch por decirlo de alguna manera), aunque mantienen una gran cantidad de composiciones donde se enfatiza más la calidad de las armonías y se dejan amplios espacios para la improvisación. La incorporación de las tornamesas al grupo es sin duda un elemento fresco (aunque cabe señalar que los primeros en hacerlo fueron su banda casi hermana de Troker) y le agregan ese toque electrónico y scrachtero que hacía falta describir y que cada vez está más pre- sente en su música. En concreto, Los Dorados ha venido refrescando la escena musical en México, aportando una propuesta “diferente”, con otros sonidos y estructuras musicales, apostando más por explorar nuevas combinaciones sonoras, que rellenar fórmulas con más de lo mismo.

 

 

Los discos de esta agrupación no le piden nada a ningún otro disco de jazz/rock/experimentación en el mundo. Son músicos finos y todos sus trabajos son de gran calidad. Todos ellos mantienen proyectos paralelos y gracias a eso (quiero suponer), han logrado sobrevivir como banda independiente y continuar con un proyecto original y propositivo. Rodrigo Barbosa toca la batería en Paté de Fua, Carlos Maldonado hace lo propio con el bajo en Maldonor, Demián Gálvez acompaña a Ely Guerra con las guitarras y DJ Rayo mueve las tornamesas con Troker. El saxofonista del gru- po es quizás el más movido de la banda, no sólo tiene un proyecto propio llamado Zgro- ovnik, sino que toca en una banda de Klezmer (Klezmerson) y anduvo de gira con la (ahora) internacional banda Zoé. Como dato curioso, en el pasado Vive Latino no sólo participó con Los Dorados, sino que se le vio palomear (tocar improvisadamente) con los grupos de Alonso Arreola y Natalia Lafourcade, entre otros. Pero la originalidad de la banda no acaba ahí. Sabedores de los dramáticos cambios que está viviendo la industria musical, Los Dorados están experimentando nuevas formas de comercializar sus discos y sus presentaciones. Este grupo pertenece a un selecto conjunto de músicos en México que están colocando sus trabajos por medios no tradicionales, bus- cando maneras para subsistir como músicos independientes y al mismo tiempo dar a conocer otros proyectos “no convencionales” de gran calidad. Por supuesto que puedes encontrar su disco en la tienda virtual más famosa del mundo, pero saben que no es por ahí donde harán el negocio de sus vidas. Puedes escuchar gratis algunas de sus canciones en su página o comprarles la edición en vinil de su último disco, que incluye un par de remixes bastante interesantes. Como ellos mismos di- cen por ahí, Radiohead lo hace por gusto, Los Dorados lo hacen por necesidad.

 

Si , querido lector, no has escuchado esta banda nunca, dirás en una primera instancia que esto suena a una banda de jazz. Sin embargo, démosle el beneficio de la duda y tratemos de escuchar un poco más allá de lo que se percibe en la primera impresión. Estoy seguro de que en la música su encontrarás algo nuevo dentro de este universo infinito que se llama música.

 

México, como en varias partes del planeta, el mainstream musical está desgraciadamente estancado en las fórmulas mágicas que ya todo mundo conoce, o en copias y refritos de sonidos que se importan desde el mundo anglosajón." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?