Usted está aquí

Lila Downs

Lila Downs es una de las grandes cantantes de exportación de México, oriunda de la sierra mixteca del estado de Oaxaca, heredera de un gran mestizaje cultural, es hija de una cantante de cabaret Anita Sánchez una mujer indígena mixteca y de Allen Downs, un profesor de cinematografía estadounidense originario de Minnesota. Desde muy pequeña Lila mostró interés por la música ya que comenzó a cantar desde los ocho años de edad interpretando canciones rancheras y tradicionales, cantando con mariachis, influencia que su madre le enseñaba día a día. A los catorce años se fue a radicar junto con sus padres a Estados Unidos y es ahí donde decide estudiar vocalización en Los Ángeles y aprender el idioma inglés que su padre la ayudó a perfeccionar, mas tarde ingresa a estudiar la licenciatura en antropología en la Universidad de Minnesota y es ahí donde conoce a Paul Cohen, un saxofonista estadounidense quien la impulsó a retomar su carrera musical y decide regresar a Oaxaca para complementar su formación en la Academia de Bellas Artes de la Ciudad de Oaxaca, para luego culminar sus estudios musicales en la Ciudad de Nueva York.

 

Orgullosa de ese gran mestizaje, en su música conviven el canto mixteca, el rock estadounidense, el universo de la ranchera, los corridos, el folklore contestatario latinoamericano, el pop radiable, el bolero, el rap y la concepción sonora del jazz de cámara con una naturalidad apabullante. Puede cantar que la cucaracha ya no puede caminar porque no tiene marihuana que fumar antes de concretar una proclama sobre la condición de explotación de los trabajadores rurales mexicanos sin que una cosa invalide la otra, más bien potenciando ambos discursos. Es que es ecléctica por donde se la mire, capaz de cantar ópera o blues, de parecer muy india y a la vez modelo de Armani, de no temerle a la bossa nova ni a los carnavalitos, de ser híper local, así como ciudadana del mundo, Lila expresa en persona aquello que la antropología define como las culturas híbridas, que con el tiempo ha logrado equilibrar con un gran sentido de la orientación en su discurso, sin estar peleada la sangre que corre por sus venas.

 

Es poseedora de una potentísima fuerza y a la vez sutil técnica vocal, que ha ido desarrollando y perfeccionando a través del tiempo, es de las pocas cantantes que puede alcanzar varios registros, puede ir desde los rangos altos de un tenor hasta los mas altos de una soprano sin esfuerzo alguno, con una afinación exacta, además de una versatilidad y desenvoltura en el escenario, que la hace estar en ese pequeña delgada línea entre la locura y la genialidad, es toda una experiencia verla en acción sin ningún complejo y con todo ese talento desbordado, cautivando al público desde todos los flancos. Se hace acompañar por una excelente banda de músicos provenientes de varios países, tocan tres músicos estadounidenses, un paraguayo radicado en México, un venezolano, un chileno y un colombiano, mostrando esa unidad y convergencia global de las culturas, encabezados por el director de la banda su esposo Paul Cohen, que ha sido su brazo derecho en su carrera, ya juntos arreglan y componen varios temas que interpretan, la alineación que suele presentar esta compuesta por Batería, Percusiones, Bajo, Guitarras, Saxofón, Trombón, además de varios instrumentos de folklore latinoamericano como son el Charango, Las jaranas, Arpa jarocha, Cajón peruano, etc.

 

Debutó en el mercado discográfico hispanoamericano en 1999 con el álbum La sandunga, que interpretó a su manera temas tradicionales del repertorio Oaxaqueño como: La Sandunga, Naila, entre otros, pero el éxito internacional le llegó de forma definitiva en 2001 con La Línea / Border , donde explora terrenos musicales como el jazz, el gospel, hip-hop, cumbias tradicionales, chilenas, norteñas y latin jazz, conservando la utilización de instrumentos prehispánicos y mexicanos que crean una música poderosa en cualquier lengua, incluyó mas temas tradicionales como La llorona, La martiniana, El feo y Hanal Weech / El armadillo , temas en zapoteco, lengua de la sierra de Oaxaca. Le siguió el disco Una Sangre en 2004, con temas importantes como Paloma negra , clásica del repertorio ranchero donde expone su voz de una manera magistral, imprimiendole el sentimiento exacto, también salió La cucaracha , con un arreglo medio progresivo en medio de la canción, además de una cumbia lenta titulada Dignificada, sobre los derechos de las mujeres. Después unos de sus mejores discos en 2006 titulado La cantina , con el tema fuerte que le dedico a las tradiciones de Oaxaca llamado La cumbia del mole . En 2008 lanza su disco Ojo de Culebra , que representa varias cosas inspiradas en el poder de sanación de los chamanes de Oaxaca. “Es una metáfora acerca de tirar afuera todo eso del coraje”. Cuenta con la participación de varios músicos internacionales de lujo, de la talla de Enrique Bumbury, Rubén Albarrán de Café Tacuba, la cantante argentina Mercedes Sosa, Raúl Midón, La Mari , del grupo español Chambao, y Gilberto Gutiérrez del grupo mexicano, Mono Blanco, este es su trabajo más refinado y más ambicioso que ha producido la cantante desde 1994.

 

El disco incluye una poderosa versión de Black Magic Woman (Mujer de magia negra) original de Fletwood Mac y Santana con un estilo de banda sinaloense sofisticada en spanglish, que desemboca en una parte afro en 6/8, la mayoría de los temas son inéditos y compuestos por ella y su marido.

 

En 2004 le otorgaron el Grammy por Mejor disco de Folk: One Blood / Una Sangre, también participó en la noche de los Oscares por las canciones que grabó para la película Frida en 2003, interpretando Burn it Blue , al lado de Caetano Veloso, teniendo dudas en qué idioma debería cantar, al final decidió mezclarlos y hacer un spanglish bien logrado, es raro decirlo, pero la belleza y calidad de Lila logran eclipsar por un momento al bahiano más famoso, lo que es mucho decir. Incluso el dúo que concreta con Mercedes Sosa , a la que admira desde siempre, en Tierra de luz, la muestra a la altura de un compromiso mayor y muy tranquila en su papel. El proceso de su transformación personal, hasta convertirse casi en un sex symbol escénico de la aldea global parece ser el mismo de las culebras, que van cambiando de piel para convertirse en cada vez más adultas y hermosas aunque nunca dejan de ser potencialmente peligrosas.

 

Su evolución personal e interpretativa, la muestran hoy muy diferente a sus comienzos, cuando parecía un brillante en bruto, o en todo caso su proceso de mestizaje recién comenzaba a florecer, lo que a veces la obligaba a disfrazarse de mexicana tradicional, hoy no lo necesita, pero es mexicana hasta los tuétanos, así como habla inglés con naturalidad.

 

No es sólo que Lila sea heredera y portadora de dos culturas, a ambos márgenes del Río Grande, es que las combina entre si, sumándole muchos elementos de otros orígenes, sin que eso suene ni artificio ni a pastiche, o una postura dictada por la globalización de lo mercados. Actualmente es considerada unas de las artistas más importantes de su género por su impacto global claramente consolidado y se ubica dentro de los artistas más importantes del mundo.

 

es una de las grandes cantantes de exportación de México, oriunda de la sierra mixteca del estado de Oaxaca, heredera de un gran mestizaje cultural, es hija de una cantante de cabaret Anita Sánchez una mujer indígena mixteca y de Allen Downs, un profesor de cinematografía estadounidense originario de Minnesota." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?