Usted está aquí

Kiran Ahluwalia. La austeramente encantadora voz contemporánea de la música hindú

Kiran Ahluwalia es una cantante cuya voz cristalina podría estar destinada a encantar a más de una generación, y en donde existe una real conexión mística musical que envuelve al escucha en un nivel metafísico profundo.

Considerada hoy en día como una de las principales exponentes de la música de gran tradición vocal de la India y Pakistán, Kiran Ahluwalia es una cantante que fascina a todo el que la escucha. Posee una voz suave, hipnótica y muy mística, donde podemos encontrar en el corazón de su música al amor como expresión en todas sus tonalidades, desde el anhelo romántico al amor divino de la mística sufí. El estilo musical con que se maneja, es a traves de puntos en común entre la música tradicional de la India, como los cantos folklóricos del antiguo Persa, los Ghazals y Punjabis, que son poemas cantados; con músicas tradicionales de otros países tales como la música del Sahara, el fado, la música pakistaní, la música afgana, y por ahí algún sonido derivado del jazz y el rock.

Además de mantener la tradición interpretando canciones tradicionales, es una gran compositora, y en sus obras suele encarnar la esencia de la música tradicional hindú principalmente, además cabe mencionar que ella misma hace casi todos los arreglos musicales. Se suele acompañar de un ensamble de cinco músicos con una alineación de guitarra eléctrica y acústica, armonio, tabla y bajo eléctrico, y además alternan con instrumentos típicos de la India, como la sítara y la tabla, más otros no tan comunes de la música de cada región con la que fusiona su música. En palabras de la propia Kiran, así es como describe su música:

 "Cuando fusiono dos estilos diferentes, procuro que no sea y se escuche un simple corta y pega, sino que verdaderamente se encuentren y se enlacen  estos, para poder decir entonces que realmente estoy en el desarrollo de un nuevo género híbrido. Empiezo haciendo algo sin planos claros, ya que para mí es importante difuminar las fronteras musicales entre mis antecedentes indios, con las influencias de sonidos occidentales y las cosas que me gustan del Sahara. Es increíblemente estimulante cuando siento una conexión en expresiones de diferentes culturas y luego encontrar la forma de conectarlos a la perfección en mi música. Esos momentos de descubrimiento son nada menos que sublimes. Es realmente la esencia de todo para mí.".

La temática en la lírica de sus canciones suele tocar temas de interés social que están tan a flor de piel en aquella región, tales como la religión, la emigración y la segregación cultural racial, que nos invitan a explorar la condición humana en el planeta y así llegar al corazón de la gente para crear consciencia y lograr un cambio a través de la música.

Kiran Ahluwalia nació en la India en la región de Patna y creció en la gran Delhi, para después mudarse a Toronto, Canadá, a los nueve años de edad. Después de completar su MBA en la Universidad de Dalhousie, regresó a Toronto con el plan de estar en la industria de servicios financieros, pero cambió de opinión y regresó a la India para estudiar música y luego regresó a Toronto para construir su carrera como músico. 

Posee un dominio amplio sobre el escenario, ya que es muy original al en su expresión corporal, mediante la cual ha podido crear su propio estilo, lo que la ha hecho una intérprete única e inspiradora, cuya legión de fans sigue creciendo con cada actuación que hace. Kiran hace giras regularmente en América del Norte, Europa y ha actuado en festivales del desierto de Malí, Marruecos y la India. Su música ha cosechado brillantes elogios de la crítica de todo el mundo.

El camino que se ha forjado Kiran ha venido desde la gran influencia que recibió de su pueblo, donde solía asistir a diversos conciertos de música tradicional desde pequeña y quedaba fascinada y encantada con esas voces, que a la postre empezaría a imitar. También su padre fue de gran ayuda, ya que desde pequeña se ponía con ella a escuchar música de todas partes del mundo que ofrecían en la estación de Bollywood, a través de una máquina de carrete que su mismo padre trajo de Hong Kong, donde pasaban largar tardes deleitándose escuchando los sonidos del mundo. Su madre también le ayudaba a escribir las letras que más le gustaban, para así después poderlas cantar ella. Así, desde los siete años se sumergió en la música clásica de la India y el Ghazal, una forma de canción basada en la poesía de Urdu.  Cuando la familia se mudó a Canadá, Kiran continuó su formación musical junto a su escuela regular, y cuando logró graduarse de la Universidad de Toronto, decidio regresar a la India para introducirse de lleno en el estudio de su cultura y de la música de folklor, con la tutoría de su maestro gurú  Padma Talwalkar, el cual la instruyo durante una década, junto con el gurú Ghazal Vithal Rao también, viajando por todo el Punjab, sumergiéndose en el estilo y el enfoque de las canciones populares de Punjab.

Ya con un bagaje de experiencias y más madura, decide regresar a Toronto para grabar su primer material discográfico a principios del nuevo siglo XXI, para seguir con una sucesión de discos posteriores en los cuales se iba reinventando así misma y encontrándose con músicos diversos que le agregaban un toque y una visión más amplia al proyecto. Tal es el caso del guitarrista estadounidense de origen paquistaní Rez Abbasi, que ha sido considerado como uno de los mejores guitarristas en el gremio y en la revista Downbeat, el cual cabe mencionar que se convertiría en su esposo actual. Juntos han desarrollado el proyecto, imprimiéndole un toque más jazzístico, ya que sus arreglos e ideas juegan un papel crucial en la influencia para enaltecer la música de Kiran y así poder componer desde un enfoque y con una sensibilidad más moderna. La pareja viajó a Portugal para colaborar con músicos de fado para grabar el quinto disco de Kiran, el cual fue ganador del WOMAD Best Newcomer Award 2007 en el Reino Unido. Una grata colaboración que también le ha dado un impulso a su carrera fue cuando conoció al grupo legendario de Malí, Tinariwen, para hacer algo junto. Los músicos malienses dejaron a Kiran fascinada por el enfoque que toma la guitarra en la música africana, muy parecido al que ya venía dando ella con su esposo, música que siempre le ha llamado de la cultura tuareg del desierto del Sahara. Así desde siempre ha sido el camino a seguir de esta estupenda cantante, encontrándose día a día con músicas y músicos de todo el mundo, para contribuir al mestizaje cultural y musical del planeta, cautivando con su voz.     

Último disco

Sanata: Stillness (Magenta Label Group, 2014)

En este disco encontramos un buen híbrido de la música indo-sahariana, es una especie de síntesis de música  de la India, jazz y los sonidos subsaharianos, todos aderezados con un estilo únicamente suyo. Las canciones de este álbum hablan sobre lo inalcanzable, el amor y lo divino, al darse cuenta el deseo femenino por tirar toda vergüenza y desatar los nudos que nos atan. Sus composiciones y arreglos son un reflejo de una búsqueda constante para crear música atemporal en un contexto moderno y global que mira hacia el futuro, manteniendo una línea vital para su pasado histórico relatado en nueve temas. Encontramos sonidos de tablas, percusiones, más el canto característico muy tradicional, esos son los únicos elementos orientales que oyes, ya que ha fusionado el sonido moderno de guitarras eléctricas de rock, además de un acordeón. Esto claramente no es un intento de "occidentalizar" la música, pero en su lugar es una consideración diferente. El álbum comienza con "Hayat", una serie animada con coros al unísono que es seguido por el up-tempo "Jaane Na", una canción que muestra un solo de guitarra diestro de Rez Abbasi y notas del acordeón fascinantes de Kiran Thakar y así se va todo el disco desenvolviendo y encontrando puntos en común muy bien trabajados.

Disco recomendado

Aam Zameen: Common Ground (2011)

Once temas que en su mayoría son composiciones de Kiran, más un par del dominio popular tradicional. Este álbum es una especie de tributo a la música del pueblo tuareg, y para muestra tenemos las tres pistas de apertura que son en colaboraciones con las bandas tuareg Tinariwen y Terakaft. Tinariwen se une a ella en un acuerdo a fuego lento de lo que es probablemente, la canción de Nusrat Fateh Ali Khan más conocida, el tema "Mustt Mustt”. El álbum cierra con una versión extendida de la canción que le da aún más espacio para mostrar sus impresionantes habilidades vocales a Kiran. El guitarrista de jazz Rez Abbasi, fue el director y productor musical y nos regala además una gran improvisación basada en la raga, que da camino a la magia de la guitarra de doble Terakaft 's Sanou Ag Ahmed y Liya Ag Ablil. Este disco fue galardonado con el Premio JUNO.

Otra discografía

Kiran Ahluwalia (Triloka Records, 2005)

Álbum debut de Kiran que en su mayor parte suena menos como un experimento de fusión intercultural que simplemente una versión honesta moderna de la antigua tradición Ghazal, donde sus raíces están firmemente en el pasado, pero los acordes de jazz y la instrumentación inusual le otorga un toque de modernidad. La canción más destacable es un número magnífico y contemplativo titulado "Awara."

Wanderlust (Times Square Records, 2007)

Segundo disco en la carrera de Kiran donde hay algo decididamente diferente, y bastante encantador. El disco gira en torno a la forma romántica ghazal, pero lo lleva a lugares inimaginables, agregando la guitarra eléctrica a la mezcla en varios puntos, inclusive hasta fado y ghazal bastante bien fusionados, con instrumentos indios y portugueses que trabajan correctamente juntos. Las letras son a menudo textos antiguos ("Teray darshan" data del siglo XV), son maravillosas poesía, y en este contexto brillan como piedras preciosas.

Estamos en redes ¿ nos sigues ?