Usted está aquí

Gilberto Gil. El embajador musical de la cultura del mundo

La ilustre carrera de Gilberto Gil abarca ya cuatro décadas. Más de 30 discos editados, múltiples Premios Grammy ganados, seis discos de oro, cuatro singles de platino y más de cinco millones de discos vendidos, abalan una fructífera carrera musical contundente. Ya sea como cantante, guitarrista, compositor y diplomático, Gil desempeña un papel clave en la modernización de la música popular brasileña y la cultura en todo el mundo.

Con la música como su idioma, Gilberto Gil ha recorrido el mundo mostrando su música y discurso social que lo han llevado a ser considerado como toda una leyenda viviente. En su música encontramos influencias de diversos orígenes, incluyendo el rock, el reggae y diversos elementos de la música popular del Brasil (principalmente la samba y la bossa nova). Fue una figura clave en el movimiento musical denominado Tropicalismo. También es conocido por su actividad política en su país.

Ya sea como cantante, guitarrista, compositor y diplomático, Gil desempeña un papel clave en la modernización de la música popular brasileña y la cultura en todo el mundo. Gil ha abordado una amplia variedad de temas en sus letras, que retratan la realidad moderna, la desigualdad social, la cuestión racial desde África a la cultura oriental, desde la ciencia a la religión, entre otros. La maestría con que Gil explora estos temas han hecho de él uno de los mejores letristas de Brasil hasta la fecha, siendo muy querido por la gente del pueblo.

Su carrera comenzó en el acordeón, todavía en los años cincuenta, inspirado por Luiz Gonzaga, donde empezaba ese gran movimiento que se haría internacional denominado como Bossa Nova, liderado por Joao Gilberto y Dorival Caymmi, con  canciones tan diferentes de lo que se venía haciendo, de donde salen también artistas como Tom Jobim y Elis Regina, entre otros. Así, influenciado por todos ellos Gil cambia el acordeón por la guitarra, y luego pasa a la guitarra eléctrica, instrumentos que albergan las armonías particulares de su trabajo hasta la fecha.

Empezó a componer canciones desde joven donde retrataban la vida en su país natal. Gil nació en el año de 1942 en Salvador, Bahía, Brasil. Sus primeros pasos los dio con el grupo llamado Os Desafinados, tocando el acordeón. En los primeros años de la década de los sesenta se dedica a componer jingles mientras trabaja como cobrador de impuestos. La primera grabación de una música suya se da en 1962 en un disco llamado Bem Devagar, con el conjunto vocal As Três Baianas, donde participa tocando el acordeón. La primera grabación de Gil cantando también es ese año en un disco con música hecha para Petrobras, donde interpreta "Coça, coça, lacerdinha". En 1963 graba su primer EP: Gilberto Gil - sua música, sua interpretação, que incluía cuatro canciones suyas.

Logró la trascendencia nacional cuando su canción “Louvação” se vuelve un hit al ser grabada por Elis Regina. Consigue destacarse en la televisión, en el programa "O fino da bossa", conducido por Elis Regina. Ese mismo año conoce a uno de sus mejores amigos y cómplices, y además también considerado una leyenda de la música brasileira, el reconocido Caetano Veloso, en la Universidad de Bahía, donde comienzan con una asociación y una acción que contempla la música, el cine, las artes visuales, el teatro y todo el arte brasileño.

Así nace el famoso movimiento denominado “Tropicalia”, contando con la participación de artistas talentosos y plurales como Gal Costa, Tom Zé, Rogério Duprat, José Capinam, Torquato Neto, entre otros.

 Este movimiento genera descontento en la dictadura que gobernaba en Brasil, que consideró perjudicial para la sociedad este movimiento con sus gestos y creaciones libertarias, empezando a ser perseguidos por el gobierno lo que lo condujo a exiliarse en Londres. Ya instalado en aquel país, le toca absorber toda la cultura juvenil que empezaba a levantarse en aquella década, siendo los Beatles una de sus más grandes influencias, más toda la movida de la invasión británica y artistas del movimiento hippie como Jimi Hendrix y el mundo del pop que comenzaba a elevaba en aquel momento.

Ahí hace grabaciones donde empieza a combinar canciones en portugués y en inglés, que registró en un disco. Durante su exilio trabaja con integrantes de bandas tan importantes como Pink Floyd, Yes o The Incredible String Band, además escribió la banda sonora de la película Copacabana mon amour, y graba su cuarto disco solista. A su regreso a Brasil, Gil sigue una rica producción fonográfica que dura hasta hoy. En total, hay cerca de 60 álbumes y alrededor de 4 millones de copias vendidas después de haber sido galardonado con nueve premios Grammy. Entre LPs, CDs y DVDs, como Expresso 2222, Refazenda, Viramundo, Refavela, Resaltar, UmBandaUm, Día Dorim, Human Race, MTV Unplugged, Quanta, entre muchos otros, Gil ha creado una vasta y amplia obra musical y audiovisual. Su último trabajo, Gilbertos Samba, es una reinterpretación de canciones grabadas por Joao Gilberto y un homenaje de discípulo a maestro.

 A finales de la década de los setenta, graba dos discos importantes en su carrera: Nightingale  y Realce, que lo confirman como una figura mundial en el género del jazz. Entre estos discos lanza un EP que contenía el tema: “Não chore mais”, una versión de “No Woman, no Cry” (de B. Vincent). Esa canción se convierte en su mayor éxito de ventas: el disco vendió 750 mil copias, acto que dos décadas después le dio pie a grabar en Jamaica uno de sus mejores discos como tributo a Bob Marley, al que tituló: Kaya Gan Daya, donde grabó temas versionados del legado musical del rey del reggae, con su toque mágico combinando música brasileira con reggae, grabando en los estudios Tuff Gong, mismos donde Marley grababa sus discos, dándole un aire muy especial a dicho álbum tributo.

Todo disco de Gil se vuelve espectáculo y el espectáculo se convierte en disco. Siempre dispuesto a realizar giras nacionales e internacionales para cada nuevo proyecto, la presencia de Gil se confirma cada año en los principales festivales y teatros de Europa. Hizo varias giras por América, Asia, África y Oceanía. Gil tiene un público cautivo en sus shows en todo el mundo, desde sus primeras actuaciones internacionales en 1971, y desde su notable participación en el Festival de Montreux en 1978. En el 2003 fue nombrado por Lula da Silva ministro de Cultura de Brasil, cargo que desempeñó hasta el 2008. Sus múltiples actividades han sido reconocidas por varias naciones, como Artista de la paz de la UNESCO en 1999, Embajador de la FAO, así como ganador de medallas y varios premios más, como el de la Legión de Honor de Francia, el Premio Polar Music de Suecia, entre otros, reafirmando su estatus de gran embajador de la cultura mundial.

Último disco

Gilbertos Samba (Geléia Geral, 2014)

El disco muestra en primer plano la voz y la guitarra respetando algunas de las normas de la bossa nova. Gilberto Gil juega aquí con gran movilidad su instrumento haciéndolo muy rítmico, con la creación de un fraseo rico en matices. Para este magnífico proyecto fue apoyado por la percusión, violín y acordeón, bajo los colores habituales de los ritmos de bossa nova. Igualmente de excelente es la voz que pretende centrarse en la importancia de la detección de susurros introspectivos y líricos. Encontramos canciones llenas de emociones intensas que emergen con un aire de autobiografía que sólo los grandes actores poseen. Cada pista es una joya preciosa, todo para ser disfrutado y admirado. Es muy raro encontrarse hoy con un bossa nova dura donde cada pieza se distingue de las demás, reflejado en 12 temas inéditos y compuestos en su totalidad por él mismo, llenos de samba pura y música brasileira adaptada al siglo XXI con un gran atino y buen gusto.

 Disco Recomendado

Extra (Warner Music Latina, 1983)

Es un disco que vino a romper esquemas dentro de la música brasileña, en el cual se mezclan ritmos brasileños clásicos con toques de reggae, funk, rock y jazz. Contó con la colaboración de Jimmy Cliff, abriendo el álbum con el tema que da nombre al disco. “Extra”, es una canción que incluso hoy en día forma parte de su repertorio en directo, es un tema basado en el reggae en el que exorciza los poderes de oscurantismo político que invocan las fuerzas liberadoras de misticismo de aquella época. Encontramos temas donde Gil nos muestra sus excelentes dotes como compositor de melodías llenas de una sensación refrescante, pero al mismo tiempo con los dos pies enraizados en la tradición de la samba de su país, donde aborda letras poderosas y pensantes con una carga social de protesta y denuncia a la solución de los problemas tanto de los indígenas del Amazonas como para la gente de los barrios pobres. El tema "Preciso de Você" es una canción dance pop cantada por su hija Nara. "Punk Da Periferia" fue un éxito, que versa sobre el mundo violento de los punks de la periferia de São Paulo. "Funk-se Quem Puder" es una de funk donde el mayor interés es el de proporcionar un sonido bailable. "O Veado," una experiencia curiosa que mezcla la samba y la música pop. A pesar de la obra gráfica media frenética de la cubierta, el álbum no es el más pop de su discografía, este disco contiene momentos sensibles y reflexivos, así como de simple entretenimiento sano y pensante.

Otra discografía

Kaya N'Gan Daya (WEA Music, 2002)

Disco tributo a Bob Marley donde nos regala unas excelentes versiones  de 16 temas donde encontramos una fina mezcla de samba-reggae muy bien lograda. Fue grabado en el legendario estudio Tuff Gong de Kingston. La voz de seda de Gil encajó excelente con el timbre de Marley, e incluso tradujo algunos temas al portugués y contó con algunas colaboraciones de los Wailers, y las coristas de Marley, más el grupo brasileño Paralamas do Sucesso. Un disco dinámico y transcultural brillante y contemporáneo, impulsado por un amor a la música del rey del reggae, que llega de Trenchtown a Salvador.

Estamos en redes ¿ nos sigues ?