Usted está aquí

Bassekou Kouyaté. El maestro actual del ngoni

En muy poco tiempo, Bassekou Kouyaté se ha establecido como uno de los artistas más populares de África y de su natal Mali, sobre todo por el buen manejo casi único del ngoni, un instrumento parecido a un laúd nativo de África, y por llevarlo a los terrenos del blues, con la música tradicional africana.

Bassekou Kouyaté es uno de los verdaderos maestros actuales del ngoni, un antiguo laúd tradicional que se encuentra en toda el África occidental, de un tamaño variable, que está conectado al banjo más espiritualmente; usualmente tiene entre cuatro y siete cuerdas. Está afinado hacia una orientación pentatónica que le hace ser muy cercano a la naturaleza del blues, que es uno de los géneros base en el cual se mueve este artista, fusionando, por supuesto, toda la tradición de la música africana más tribal y autóctona.

La banda de Kouyaté es conocida como Ngoni ba, que significa "el ngoni grande”, primer cuarteto ngoni de Malí, con una formación de banda inusual que incluye cuatro instrumentistas de la ngoni, manifestadas en sus tamaños tonales diferentes con los cuales establece ritmos con un pulso de denso rasgueo como acompañamiento, intercalando intrincadamente acentos en staccato. Kouyaté toca la mayoría de los riffs y por supuesto es el encargado de la mayoría de los solos.

Estos instrumentos aparentemente simples, son capaces de una inmensa expresión, que ha sido intensificada en las producciones discográficas de la banda a través de las técnicas de producción en densas capas que desarrollaron junto al productor Howard Bilerman. Ngoni ba también cuenta con dos percusionistas y las voces principales están a cargo de Amy Sacko.

Los solos que hace Kouyaté están rodeados por una escalonada y ardiente aura, y se las arregla para explorar este camino recién electrificado por los instrumentos modernos sin perder sus propiedades acústicamente sensibles, manejando correctamente la combinación de los aspectos cruciales de los dos niveles de amplificación fuertes y suaves.

El repertorio que Bassekou interpreta es principalmente de la región de Segu, el corazón de la cultura Bambara. A diferencia de la música de los griots mandinga, la música Bambara es de naturaleza pentatónica, lo que ha sugerido que el blues se originó de estas culturas africanas que fueron llevadas a América del Norte por los colonizadores europeos.

Bassekou nació en la región de Garaña, Mali, en el año 1966, en una aldea rural en la orilla del río Níger, cerca de la ciudad de Segu. Estuvo rodeado por la música desde muy joven, ya que desde los 12 años comenzó a tocar el Ngoni y el balafón, además de una serie de instrumentos de percusión típicos de las culturas africanas. Además, su madre era cantante y su padre y hermanos excepcionales músicos del ngoni. A finales de 1980 se trasladó a la capital, Bamako, para empezar su recorrido profesional en el cosmos musical.

El debut discográfico de Kouyaté se dio cuando lanzó al mercado el álbum Segu Blue en el año 2006, llegando hasta el mercado del Reino Unido y colocándose rápidamente dentro del gusto del ámbito internacional, con muy buenas críticas y ventas. De allí que fuera después invitado a colaborar con muchos músicos de renombre dentro y fuera de Mali, tales como los artistas Toumani Diabaté (kora) y Kélétigui Diabaté (balafón); también formó parte del proyecto Kulanjan' Taj Mahal y Toumani Diabaté, además de ser uno de los músicos clave en el álbum póstumo de Ali Farka Touré, Savane, que se publicó en julio de 2006.

Un acontecimiento importante en su carrera fue cuando salió de gira con el mismo Farka Touré, con el cual dejó una muy buena impresión en una audiencia masiva como un gran intérprete del ngoni, siendo el solista principal de aquella banda, dejando un grato sabor de boca tanto en su trabajo en el estudio de grabación, como en el escenario en vivo.

Después de su álbum debut, todo empezó a marchar en ascenso en su carrera, agendando cientos de conciertos por todo el mundo, actuando como cabeza de cartel en el proyecto AfroCubism. Hace apenas unos meses, apareció en el escenario junto a Sir Paul McCartney, John Paul Jones, Damon Albarn y muchos otros en Africa Express y uno de sus discos alcanzó una nominación a los premios Grammy. Para el año 2010, Kouyaté salió de gira con Béla Fleck y se casó con la cantante africana Amy Sacko, la llamada "Tina Turner de Malí”, que suele apoyar en las voces al proyecto de Kouyaté. Su matrimonio ha permitido que el grupo sea una de las instituciones musicales más importantes en el panorama cultural de Mali. Cuando no está de gira, el equipo de marido/ mujer realizan constantemente acciones culturales en toda la región, haciendo y apoyando festivales y fiestas, convirtiéndose en los héroes malienses de la música folk para otros artistas locales. Entre sus múltiples colaboraciones destacan la actuación con los músicos Carlos Santana y con U2.

Bassekou Kouyaté es ahora todo un icono y estandarte de la música de Mali y de África, con su singular instrumento va regalando notas y melodías a través de sus solos espectaculares y bien logrados, abriéndose brecha en el ámbito musical internacional cada vez más. Se ha convertido en el estandarte de la música tradicional de Mali, y en punta de lanza de las nuevas generaciones de músicos en su país.

Último disco

Jama Ko (Outhere Records, 2013) 

Es el cuarto álbum en su carrera que fue grabado durante el golpe de Estado, en marzo de 2012, y es una especie de declaración sobre la crisis en Mali. El álbum fue producido por Howard y cuenta con colaboraciones especiales como Taj Mahal, Khaira Arby, Mocky Salole y muchos otros. El álbum se convirtió en disco del año en los World Music Charts Europa en el 2013 y se convirtió en el mejor álbum de músicas del mundo del año en Les Inrockuptible, Mojo, Uncut y muchos otros. Es un disco de 13 temas llenos de canciones hipnotizantes, riffs afilados y emociones a todo gas. Es el álbum en el que confirma su estatus como uno de los mejores artistas musicales más relevantes de este siglo.

Disco recomendado

Segu Blue (Outhere Records, 2006)

Primer disco en el cual Bassekou Kouyaté despega su carrera y logra el reconocimiento internacional. Encontramos un disco de 14 temas con sonidos muy blues, llenos de grandes solos de ngoni. Muchas de las voces principales son manejadas por la esposa de Kouyaté, Amy Sacko. Este es un disco que se basa en florituras occidentales de una manera que puede hacer que sea muy accesible para los oídos que normalmente no escuchan música africana. Eso junto con la música excelente que contiene hace que sea un disco muy importante.

Otra discografía

I Speak Fula (Outhere Records, 2010)

Un disco que continua la línea de su antecesor, donde encontramos melodías de corte muy bailable, con varios ritmos de percusión ,además de los clásicos solos de ngoni, más las voces poderosas de su esposa Amy, hacen sin duda un disco muy alegre y considerado como un disco de fiesta total por su alegría y sabor africano, que le imprime la fuerza de las percusiones africanas llenas de ritmos compuestos como un 9/8 y 7/8, teniendo como invitado a  Vieux Farka Touré, hijo de Ali Farka, en las guitarras eléctricas.

Estamos en redes ¿ nos sigues ?