Usted está aquí

Dulce Pontes llega a Madrid con su poético nuevo trabajo, "Peregrinaçao"

Dulce Pontes, uno de los referentes musicales de Portugal, llega a Madrid con su nuevo trabajo, "Peregrinaçao", un álbum doble en portugués y castellano que, según explica a Efe, es un "encuentro total entre la música y la poesía", una experimentación de diferentes latitudes y estilos.

'Peregrinaçao' es un contraste con los encuentros en otras latitudes, con personas que considero familia y que no sabía que tenía", ha explicado la que fuera representante de Portugal en Eurovisión 1991 con "Lusitana Paixao", y que esta noche presenta en concierto su nuevo doble álbum en el teatro Nuevo Apolo de Madrid.

Entre esas latitudes y esos peregrinajes que descubre en este trabajo grabado, en su mayoría, en su casa de Bragança (en el norte de Portugal), Pontes utiliza la poesía como su "brújula" y la música como esa "espiritualidad" en la que se siente "en paz".

"Es un encuentro total entre la música y la poesía. Eso es una maravilla, porque una complementa a la otra", opina sobre este trabajo que se compone del disco "Nudez", en portugués, y "Puerto de Abrigos", en castellano, además de dos temas en galaico-portugués y otro en inglés.

En su afán constante por "experimentar", en este álbum que es un "viaje introspectivo", Pontes mezcla los ritmos folclóricos de distintas latitudes para desembocar en ese género global que es el "world music", aunque a ella "no le guste" etiquetar el arte.

Y concretamente sobre "Puerto de Abrigos", con sabor hispano, dice que lo ha compuesto bajo la inspiración y "gracias" a Juan Carlos Cambas, compositor porteño que conoció tras un concierto en Galicia (norte de España) y que ha sido una de las "piedras angulares" de su décimo trabajo, el primero que publica desde su doble "Momentos" (2009).

Él la acompaña al piano, por ejemplo, en el tango "Vamos Nina", de Astor Piazzolla y Horacio Ferrer, uno de los temas del disco, que también incluye otro tango de los mismos compositores, "María de Buenos Aires", donde la Orchestra Roma Sinfonietta, con la batuta de Paolo Silvestri, arropa a la cantante lusa.

"La leyenda del tiempo", el poema de Federico García Lorca que Ricardo Pachón musicalizó para Camarón, es otro de los ritmos destacados del álbum, como la mítica "Alfonsina y el mar" de Mercedes Sosa, que Pontes convierte en una pequeña sinfonía.

"Nudez", el disco en portugués, también se abre con la Orchestra Roma Sinfonietta, que transforma en fado el adagio del "Concierto de Aranjuez" de Joaquín Rodrigo.

"El disco tiene algo de fado, siempre está ahí. No es que me obligue, porque no me obligo, pero al final tengo esa necesidad de incluirlo. Siempre intento escaparme, pero está ahí", apostilla la considerada como uno de los máximos exponentes del género, que dice que ese estilo folclórico le gusta, pero en la "dosis justa".

Porque, defiende, ella "siempre" está experimentando: "En ese sentido no tengo remedio, porque sería más simple seguir el caminito de grabar lo que se está esperando de mí, de hacer lo obvio, lo fácil, pero eso nunca lo hice. Porque no me apetece, no me da la gana", explica Pontes.

"¿Cómo se puede evolucionar si no se experimenta?", concluye la cantante, asegurando que lleva 30 años experimentando y que solo así se puede crecer, y lo demostrará, a través de los 22 temas de "Peregrinaçao".

'Peregrinaçao' es un contraste con los encuentros en otras latitudes, con personas que considero familia y que no sabía que tenía", ha explicado la que fuera representante de Portugal en Eurovisión 1991 con "Lusitana Paixao", y que esta noche presenta en concierto su nuevo doble álbum en el teatro Nuevo Apolo de Madrid." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?