Usted está aquí

¿Por qué se nos pega una canción?

La música tiene una tendencia a quedarse en nuestra mente. La experiencia es común: una tonada se mete cual intrusa en nuestros pensamientos y suena, una y otra vez, en un bucle interminable. Pero: ¿Sabe por qué ocurre esto?

Hace algunos años la doctora Vicky Williamson, una psicóloga musical, comenzó a estudiar este fenómeno que le ocurría "con mucha frecuencia".

"Personalmente no podía creer cuán poco había en términos de investigación sobre este fenómeno", confesaba.

Williamson, experta en memoria en el Goldsmith's College de Londres, descubrió que los científicos usan una cantidad de términos para describir el asunto: síndrome de la canción pegada, música pegadiza y picazón cognitiva, o el más común "earworm" (garabato musical en América Latina o gusano musical en España), una palabra que alguna gente malinterpreta.

Williamson colaboró con un programa de radio de la BBC que preguntaba a sus oyentes con qué gusanos se estaban despertando.

También recolectó más historias y experiencias a través de una encuesta en su sitio en internet, earwormery.com.

La información ha mostrado algunos hallazgos sorprendentes. "Cuando tuve 1.000 canciones de gusanos musicales en mi base de datos, sólo media docena se habían mencionado más de una vez; así de heterogénea fue la respuesta. Es un fenómeno muy individual", afirmó.

Ahora tiene registradas más de 2.500 experiencias del gusano musical y aquella individualidad permanece, aunque ocasionalmente cambia, cuando se populariza una película o un programa de TV.

"De pronto tienes a cinco o seis personas reportando la canción de una nueva película, porque la acaban de ver. Cuando comenzamos, una canción del show de la TV estadounidense Glee, titulada 'Don't Stop Believing' llegó al primer lugar", decía.

La psicóloga musical identificó una serie de disparadores que aparentemente habían causado que estas tonadas se metieran en la cabeza de la gente y se quedaran allí.

Otro hallazgo no sorprendente fue que si escuchas repetidamente una canción, es más probable que se te pegue.

Pero a veces las canciones aparecen en nuestra mente incluso cuando no las hemos escuchado mucho. En este caso, algo en nuestro entorno actual podría disparar la memoria.

La doctora Williamson está actualmente tratando de encontrar las mejores "curas" para los gusanos musicales. Dice que la estructura de una tonada podría tener relación con si es útil para desplazar otra.

También está investigando si funcionan estrategias cotidianas, como ir a correr o hacer un crucigrama.

Williamson acepta que sacarse de la mente una canción no deseada es un alivio. Pero, por supuesto, la canción que lo cure podría terminar siendo la siguiente que se le pegue.

"Personalmente no podía creer cuán poco había en términos de investigación sobre este fenómeno", confesaba." data-share-imageurl="http://www.worldgroove.com/sites/default/files/gusano_musical.jpg">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?