Usted está aquí

¿Por qué la música te pone la piel de gallina?

¿Alguna vez se te puso la piel de gallina cuando escuchabas una canción? Esa contracción de los folículos pilosos en alguno de tus brazos -principalmente- eriza los pelos y, en este caso, está estrechamente ligada con lo que la música produjo en tu cerebro. La sensación es única.

Matthew Sachs, neurocientífico graduado de Harvard, se dedicó a estudiar individuos que al escuchar determinadas piezas musicales experimentaban esta sensación u otras similares como "nudo en la garganta".

Sachs descubrió que aquellas personas que habían logrado establecer apego emocional y físico con la música que escuchaban tenían estructuras cerebrales diferentes de los que no.

Su investigación publicada en Oxford Academic demostró que las personas que experimentan regularmente esta situación tienden a tener un volumen más denso de fibras que conectan su corteza auditiva con áreas que procesan emociones, lo cual significa que logran vincularse con más facilidad.

En resumen, las personas que experimentan piel de gallina con la música poseen una capacidad de experimentar más y más fuertes emociones. Estas sensaciones están usualmente conectadas con recuerdos y canciones en particular, lo cual es muy difícil de detectar en el laboratorio.

El año pasado, Sachs publicó los primeros resultados a partir de experimentos realizados en grupos de 20 personas y explicó a la revista Neuroscience que está llevando adelante una investigación complementaria para observar patrones cerebrales en el momento que las personas tienen pieloerecciones con la música.

 

Estamos en redes ¿ nos sigues ?