Usted está aquí

Entrevista a Dubioza Kolektiv

La agrupación bosnia Dubioza Kolektiv dio mucho de qué hablar recientemente debido a que el videoclip de su tema “No Escape (from Balkan)” estuvo en la portada de la célebre página web The Pirate Bay, la cual funge como una comunidad virtual para compartir archivos multimedia, pero que ha sido duramente criticada por diversos voceros de la industria musical mundial por conflictos de copyright. De hecho, dos de los fundadores del site están presos en la actualidad. Dubioza Kolektiv, les dedica una canción en su próximo disco “Happy Machine”, titulada “Free.mp3”, manteniendo así una larga tradición de militancia social y política, donde la crítica al nacionalismo, los prejuicios, la intolerancia y la injusticia se fusiona con ritmos punk, reggae, hip hop, dub y, desde luego, música folclórica de los Balcanes.

Corría el año 2003, la guerra había terminado hacía algún tiempo pero la sociedad de Bosnia y Herzegovina había heredado una serie de problemas como consecuencia. Estas adversidades fueron el motor que gestaría a Dubioza Kolektiv, una agrupación que nace de la urgente necesidad de dar difusión a las dificultades de esa región de los Balcanes, así como de mostrar al resto del mundo cómo se vive por esos lados, más allá de los estereotipos mediáticos. Querían hablar desde la experiencia directa, desde el aprendizaje de haber presenciado una de las peores conflagraciones de los últimos tiempos. Para Dubioza Kolektiv la música era y sigue siendo un arma contra las fuerzas negativas. 

El contenido lírico siempre fue prioridad para los integrantes de Dubioza Kolektiv. Además, la mayoría tenían experiencia musical, habiendo participado en bandas locales desde muy jóvenes. Ritmos como el punk, el reggae, el hip hop, el dub y, desde luego, la música tradicional balcánica serían el aporte de cada uno, gestando una exquisita y vibrante fusión.

Tras haberse consagrado como uno de los actos más populares de su país y como activistas por el cambio social, Dubioza Kolektiv mantiene una política de “hacer lo que predicas”. Por ello, han apoyado fervientemente a la primera sociedad civil de base de Bosnia “Dosta!” organizando junto a ellos célebres protestas-conciertos, como el que llevaron a cabo durante las elecciones de 2006. Asimismo, realizaron la fiesta de lanzamiento de su cuarto disco “Firma Ilegal” frente al parlamento bosnio, manifestando su rechazo a la corrupción rampante y obteniendo amplia cobertura mediática.

La banda describe el episodio de la siguiente manera: “¿Qué mejor lugar para presentar un álbum llamado “Firma Ilegal” que frente a la institución criminal más grande que existe? Es decir: el gobierno. Fue una especie de reto… Ver hasta dónde éramos capaces de llegar”.

Luego, en 2010 llevaron a cabo una gira por diversas ciudades de Bosnia y Herzegovina, incentivando a la juventud a participar en los comicios electorales venideros. Ya en el pasado medios como Time y la BBC se han hecho eco de las posturas de Dubioza Kolektiv.

La banda posee más de 8 discos, el último “Happy Machine”, que cuenta con una participación especial de la banda catalana La Pegatina, ha sido lanzado parcial y gratuitamente a través de su página web (www.dubioza.org). Según comenta la banda, el año que viene será publicado en su totalidad.

Dubioza Kolektiv suele advertir sobre su estilo: “Si buscas una banda con la típica imagen de macho, dinero y ego, no la encontrarás en nosotros. Cero MTV “rude boy” gangsters, strippers, joyas o endosos corporativos de la industria internacional de la moda. En cambio, hemos tomado una música tradicional de nuestra región dándole una perspectiva diferente, moldeada por una guerra que cambió nuestras vidas para siempre, difundiendo un mensaje positivo que funge como una bocanada de aire fresco. Si estás abierto a esta experiencia, puede que tu vida cambie también”.

Dubioza Kolektiv ha participado en diversos festivales como el Sziget Festival de Hungría, Eurosonic Festival en Holanda, Festival Rototom en Italia, Fusion Festival en Alemania, INmusic Festival de Croacia, entre muchos otros.

La historia de Dubioza Kolektiv se sigue escribiendo a medida que siguen girando por Europa este año y componiendo sin parar. Al menos eso afirma la banda en la siguiente entrevista.

Acidconga: ¿De dónde proviene el nombre Dubioza?

Dubioza Kolektiv: “Dubioza” en bosnio significa literalmente “dudoso” pero tiene además una connotación muy específica, en el lenguaje coloquial de nuestro país: “Dubioza” describe una situación problemática sin salida fácil aparente, lo cual nos parece que describe muy bien la situación de la Bosnia actual.

AC: ¿Cómo empezó la banda?

DK: Comenzamos hace más de 10 años. La mayoría de nosotros tocaba en diversas bandas de la región muchos años antes de conformar Dubioza Kolektiv, fue una grata coincidencia el hecho de que todas estas agrupaciones se desintegraran por la misma época, lo que nos llevó a experimentar juntos haciendo un nuevo colectivo. Fue algo muy espontáneo. 

AC: ¿Cuáles eran sus inclinaciones musicales en ese momento?

DK: Todos venimos de géneros bastante diferentes, todas las bandas en las que estuvimos antes de Dubioza exploraban distintos ritmos, desde hip hop hasta música electrónica, desde hardcore hasta música típica de los Balcanes.

AC: ¿Algunas bandas que los hayan influenciado?

DK: Son demasiadas y es difícil decírtelas todas porque probablemente nos quedaríamos cortos, lo que te puedo comentar es que todos nosotros estamos fuertemente influenciados por aquellos músicos que poseen un activismo fuerte, tanto político como social, incorporado a su trabajo. Aquellos que hacen lo que predican y que son fieles a su causa. Aquellos que, como nosotros, pregonan la paz, el entendimiento y la tolerancia.

AC: El mensaje lírico parece haber sido prioridad desde sus primeros días como banda. Cuando formaron Dubioza Kolektiv qué era más importante: Hacer música o enviar un mensaje.

DK: Lo más importante para nosotros desde el principio era el mensaje que tratábamos de promover y comenzamos la banda con esa idea en la cabeza. Definitivamente siempre hemos tratado de conseguir el mejor fondo musical para ciertas letras y por ello es que el resultado final suena tan ecléctico. La única constante auditiva que se percibe es nuestro esfuerzo de mantener nuestras raíces locales, el toque balcánico para que el que nos escucha sepa claro y fuerte de donde provenimos.

AC: ¿La banda posee una filosofía específica?

DK: Si, queremos que la gente tome en cuenta los males que aquejan su entorno directo pero sin decirle lo que tiene que hacer o cómo pensar. Nuestra idea es inspirar a las personas para que reflexionen por sí mismas, para que luchen contra las injusticias que podrían estar sucediendo en su contexto inmediato, ya sea racismo, nacionalismo o xenofobia. Es probable que si este tipo de situaciones son combatidas durante su gestación no lleguen a degenerar en un conflicto a gran escala.

AC: Es obvio que el conflicto en los Balcanes tuvo una fuerte influencia en la banda y su mensaje. 

DK: Desde luego. Esa experiencia nos formó como personas. Éramos muy jóvenes cuando la guerra comenzó y aprendimos nuestras lecciones de la manera más dura posible. Por ello tenemos un mensaje que difundir, un mensaje que viene de la experiencia directa. Creo además que nuestra filosofía de “Hazlo tú mismo” viene de ese trasfondo. Es el único camino que conocemos para hacer las cosas. Nosotros escribimos, grabamos y producimos nuestra música en nuestro propio estudio, diseñamos las portadas de nuestros discos, así como nuestra página web. La mayoría del trabajo que tiene que ver con la banda lo hacemos y creemos que es la única manera correcta de llevar un grupo. Musicalmente creo que hemos aprendido a no tener miedo de experimentar con cualquier cantidad de géneros, tratando de lograr combinaciones imposibles, así como romper todas las barreras que podamos.

AC: ¿Cómo fue el proceso durante la realización de su primer álbum de nombre homónimo en 2004?

DK: Realmente comenzó como un experimento en nuestras casas y al poco tiempo quedamos sorprendidos cuando estábamos lanzando nuestro primer disco. Ese mismo año tuvimos la oportunidad de conocer al músico Mush Khan de la banda británica Fun-da-mental y a Benjamin Zephaiah y grabamos dos canciones con ellos, con estas y algunos remixes de nuestro primer disco publicamos, también en 2004, nuestro EP “Open Wide”.

AC: La fiesta de lanzamiento de su tercer álbum “Firma Ilegal” se llevó a cabo frente al parlamento bosnio. ¿Cómo lograron llevar a cabo semejante idea? 

DK: Qué mejor lugar para presentar un álbum llamado “Firma Ilegal” que frente a la institución criminal más grande: El gobierno. La idea básica fue eso y la llevamos a cabo un poco para ver hasta donde éramos capaces de llegar. Todo fue muy bien y afortunadamente nadie fue arrestado.

AC: Algunos de sus álbumes son en inglés, en otros tienen letras en su lengua materna.

DK: Comenzamos en inglés con nuestros dos primeros álbumes, “Dubioza Kolektiv” y “Dubnamite”, luego intentamos con el bosnio y así creamos una aproximación variable, hacemos un álbum en bosnio y luego otro en inglés. Actualmente nos encontramos finalizando nuestro nuevo álbum “Happy Machine”, que será más que todo en inglés. Parte de este disco está disponible y puede ser descargado gratuitamente en nuestra página web: www.dubioza.org. Lo lanzaremos en su totalidad el año que viene.

AC: Gracias a los cambios de idioma su álbum más popular en el extranjero podría no ser el mismo en su tierra natal.

DK: Efectivamente, “Wild Wild East”, que es en inglés, es probablemente nuestro álbum más conocido internacionalmente, mientras que otros como “Apsurdistan”, en bosnio, han tenido una excelente recepción en los Balcanes.

AC: ¿Por qué llamaron su último disco “Happy Machine”?

DK: “Happy Machine” (Maquina Alegre) es la traducción al inglés de un término bosnio que usamos para referirnos una máquina para preparar un licor artesanal de los Balcanes llamado Rakija.

AC: Una de las piezas de “Happy Machine” que han lanzado a través de su página web, “Hay libertad”, tiene como artista invitado a la banda catalana La Pegatina. ¿Cómo entraron en contacto?

DK: Conocimos a La Pegatina durante el Sziget Festival en Budapest años atrás. Tocaron antes que nosotros en el escenario dedicado a músicas del mundo. El bajista de La Pegatina, Ferran, tuvo un accidente con su instrumento, el cual dejó de funcionar repentinamente y nuestro bajista le dio su propio bajo para que pudiese terminar el concierto. Este incidente marcó el inicio de una grata amistad. Desde entonces hemos compartido tarima varias veces alrededor de Europa. La banda nos parece genial y por ello decidimos hacer una canción juntos: “Hay Libertad”, ellos se mostraron muy entusiasmados y creo que todos quedamos muy contentos con el resultado.  

AC: Recientemente dieron mucho de qué hablar tras la aparición de su vídeo “No escape (from Balkan)” en la portada de la página web The Pirate Bay, incluso en “Happy Machine” dedican una canción, “Free.mp3” a dos de los fundadores del site que se encuentran en prisión actualmente. ¿Cuál es su relación con The Pirate Bay?

DK: Admiramos a los creadores de The Pirate Bay, así como apoyamos gente como Edward Snowden o los creadores de Wikileaks, quienes luchan contra las grandes corporaciones y contra los gobiernos, no por dinero sino porque creen en ideas como la libertad de información y conocimiento, incluso pagando con su libertad por ello. Es inspirador ver gente que consigue maneras de descolocar al sistema a través de la tecnología.

AC: ¿Qué opinan de la reacción que ha tenido la industria musical con respecto a The Pirate Bay?

DK: La industria musical mundial lucha primordialmente por mantener su monopolio, así como los beneficios que ha disfrutado en las últimas décadas. Ellos perciben la libertad de expresión y la habilidad de compartir cultura y conocimiento en la era digital como la mayor amenaza a sus ganancias y emplean sucios métodos al tratar de suprimir estas prácticas. Su único interés es el dinero, no creo que les importe el público o la música en sí.

AC: ¿En cuáles países han girado este año?

DK: Casi toda Europa, Alemania, Austria, Suiza, España, Suecia, Dinamarca, por nombrarte algunos.

AC: Dubioza Kolektiv ha girado innumerables veces desde su fundación. ¿Existe algún show que recuerden con especial cariño?

DK: Es una pregunta difícil. Recientemente tocamos en el festival Rock al Parque en Bogotá, Colombia. Fue nuestro primer show en Suramérica y realmente nos sorprendió la reacción de la gente. En esa región realmente disfrutan la música con pasión y generan una vibra increíble que nos gustó muchísimo.

Estamos en redes ¿ nos sigues ?