Usted está aquí

Entrevista a Chambao

"El flamenco es una cultura, una manera de vivir, de pensar, de cocinar, de cantar, bailar, tocar... siempre ha existido y existirá porque las nuevas generaciones están involucradas y arraigadas en esta cultura."

Bajo el supuesto de que las mejores entrevistas son aquellas en las cuales se puede extraer la mayor cantidad de información, podemos inferir que los estilos y formatos pasan a segundo plano. Una sesión de preguntas y respuestas con el artista puede, efectivamente, ser el modo de extracción de esos datos y opiniones previamente concebidos, pero eso nos limitaría mucho en cuanto lo que la persona que tenemos enfrente puede ofrecer o transmitir.

En esta ocasión presentamos a “Lamari”, o simplemente “Mari”, de Chambao. Durante la entrevista, que comenzó con un par de preguntas prediseñadas y culminó en una relajada charla (cual si fuéramos colegas compartiendo opiniones en un bar), pudimos recoger no únicamente información referente a la trayectoria musical de María del Mar Rodríguez Carnero (su nombre formal), sino que nos logró transmitir mucho de esa parte humana, carnal y real, que existe y busca expresarse cada vez más en el escenario.

Desde el gusto por producir una recopilación de sus más grandes éxitos a lo largo de una década, pasando por sus peculiares primeros pasos en el mundo sonoro profesional, sus influencias y gustos musicales, hasta sus personales pareceres sobre la industria musical, fueron algunos de los temas tratados durante esta conversación. Pero la verdadera gratificación, el excedente, el plus de esta experiencia fue poder convivir en el mismo plano de la cotidianidad, del gusto personal y de las percepciones que se tienen sobre el oficio musical y la relación que existe entre éste y la vida privada de una cantante.

Estimado lector, a continuación le presentamos tanto preguntas y respuestas concretas, como fragmentos de una enriquecedora conversación con el estandarte que vertebra el nombre de Chambao, “Lamari”:

AC: En tu opinión, ¿es la fusión el futuro de las músicas étnicas y folklóricas?

Lamari: La música étnica y folklórica en el pasado y el presente, para mi entender es eso, “fusión”. Así ke para el futuro lo supongo, no lo sé.

AC: ¿Qué opinas sobre el futuro del flamenco y de las músicas étnicas en España?

L: El flamenco es una cultura, una manera de vivir, de pensar, de cocinar, de cantar, bailar, tocar... siempre ha existido y existirá porque las nuevas generaciones están involucradas y arraigadas en esta cultura.
La música étnica en España existirá siempre que los artistas y los grupos sigan este estilo.

AC: ¿Qué ventajas y desventajas crees que tenga la música en relación con la sociedad en la actualidad?

L: La música en general es una fuente de distracción, de diversión y de protesta a veces, que las personas necesitamos en nuestras vidas, una vía de escape para ser libres en esta sociedad actual que nos aprisiona.

AC: ¿Cuáles han sido tus más gratas experiencias al trabajar con otros músicos o artistas en colaboraciones discográficas?

L: Mis mejores momentos cuando he participado en colaboraciones con otros grupos/artistas han sido en todos. En cada una he disfrutado y aprendido de mis compañeros.

AC: ¿Cuáles son tus impresiones de las presentaciones en directo a diferencia de la grabación dentro del estudio?

L: Esto te lo contesté al igual que la pregunta anterior en la entrevista del viernes... Para mí el momento mas disfrutón es el del concierto, tanto como profesional y como público.

...

Ahora, ya más relajados y dejando un poco los lineamientos de una entrevista formal, después de hacer énfasis en la enriquecedora experiencia (tanto profesional como personal, y de haber mencionado a distinguidas personalidades con quien ha colaborado a lo largo de su carrera como Toumani Diabaté y Lila Downs, entre muchísimos otros), Mari expresó algo que vale la pena mucho destacar: “Yo no hago flamenco”. Más en el extranjero que dentro de España, pero se tiende a encasillar o colocar la música de Chambao dentro del folklor español o de lo tradicional como lo es el flamenco. Tal vez sea por el concepto acuñado por ellos hace diez años, “flamenco chill”, pero esto no es más que el producto de la fusión, de la experimentación y del juego con la música, como ella misma nos comenta.

 

PERCEPCIONES Y REFLEXIONES SOBRE LA INDUSTRIA DISCOGRÁFICA Y LA INDEPENDENCIA (EN LA PRODUCCIÓN)

AC: ¿Cómo ves el futuro de la industria musical y la independencia respecto a la producción?

L: Estoy con una multinacional, pero soy libre y trabajamos en equipo. Hay discusiones en lo que no estamos de acuerdo, pero siempre llegamos a un entendimiento.

AC: ¿Qué cosas a favor miras en una transnacional?

L: Pues a favor veo que ellos abarcan muchos países, con lo cual cuando tú sacas un disco puedes editar en distintos sitios y a mí me da cancha para hacer un trabajo en conjunto y que me puedan salir conciertos y giras en esos países. De donde más como es de los conciertos, de ahí sale mi sueldo y de los que en esto trabajamos. Mientras más giras tenga, pues mejor. Lo peor que le veo, es que a veces se convierte, inevitablemente, en una oficina, en unos horarios. Aunque esto es relativo porque depende de con quién te topes (mencionó algunas discográficas)… y los artistas pasamos por los procesos de convivir con la energía de quienes trabajas. Pero hay que plantarse y definir lo que uno quiere con su grupo.

AC: ¿Tienes libertad de acción?

L: Sí, claro, incluso a la hora de sacar disco o no sacar disco. Si yo no quiero sacar un disco cada año, no se saca, porque no me pueden forzar a componer. Cuando no hay, no hay. Tienes que vivir para contar. A veces es mejor esperar un tiempo para poderte inspirar y componer, a forzar la máquina, porque hacer canciones como churros, pues se puede hacer, pero pierdes la esencia completamente. Y para mi este trabajo tiene un sentido en mi vida. Aprendo muchas cosas, es divertido ver las distintas energías que se emplean para desarrollar este trabajo, desde la composición de una canción, hasta la contratación de un concierto, aunque también te digo que es muy cansado porque estoy en todo….porque me gusta. Cuando me meto en algo que me gusta, me meto de lleno.

AC: Entonces, ¿cómo es tu relación con las discográficas multinacionales?

L: Mi relación con Sony es de respeto, ellos ven como trabajo y yo los veo a ellos. Es un proceso de tiempo y confianza. De escuchar qué quieres y qué no y por donde quieres hacer camino. Me gusta andar poco a poco, paso a paso. Tampoco quiero llegar hasta lo más alto, busco llegar a las personas con mis canciones y hasta donde lo pueda encajar en mi vida, donde esté cómoda.  En definitiva lo que hago es música.

 

RESPECTO A LA AYUDA COMUNITARIA Y PARTICIPACIÓN EN ONG´S

“Prefiero aportar anónimamente ya que lo importante es que la ayuda llegue a los necesitados”, Mari argumenta esto insistiendo en que la ayuda misma es el protagonista real, la causa es quien debe lucir y no el nombre del artista.

AC: ¿Qué es lo que te gustaría que la gente supiera de ti? Como persona.

L: La verdad que como persona no me apetece que la gente sepa de mí, eso lo guardo para mi familia y mis amigos. Me muestro tal y como soy... y hago música. Intento disfrutar de todo, de la vida y sus momentos y no comprometerme demasiado ni con mi profesión ni con la gente, porque me resta libertad para conmigo.

 

Así es, Chambao, a cargo de Lamari, se ha convertido en una expresión musical, artística y cultural que resulta en el reflejo del trabajo duro, a la vez traducido en libertad. Es un placer poder presentar en este ejemplar las percepciones de alguien que tiene muy claro quién es, qué hace y en dónde quiere estar. De alguien que divide muy bien lo profesional y lo personal. En pocas palabras, alguien que busca la comodidad tanto en el escenario, como en el estudio, como en la vida privada.

Resulta muy interesante conversar con alguien que vive la música desde distintas facetas y puntos de acción. Desde la cultura callejera y en festivales multitudinarios hasta la facturación de un concierto. Alguien que respeta su oficio porque primero se respeta a sí misma.

Bajo el supuesto de que las mejores entrevistas son aquellas en las cuales se puede extraer la mayor cantidad de información, podemos inferir que los estilos y formatos pasan a segundo plano." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?