Usted está aquí

Entrevista a Alfonso Espriella

Imagen de fabian

Levante la mano quien crea que el rock está muerto. Señoras y señores, están equivocados, pues el rock no es un género que haya pasado de moda… ni siquiera es un género… sino un espíritu. Al menos eso piensa Alfonso Espriella, un músico colombiano cuya propuesta busca el despertar de la conciencia y la actitud trascendente. Hoy comparte con nosotros su experiencia en la música y parte de su trabajo.

<p><strong>AC</strong>: Te autonombras un músico alternativo, una forma de concebir la música que muchos podrían pensar que ha quedado atrás. ¿Qué entiendes por “alternativo”?</p>

<p><strong>AE</strong>: La idea tiene que ver con cómo aprendí a usar el término hace algunos años. Quizás en aquella época no estaba usado en la manera que lo usamos hoy. En aquel tiempo era algo como estar al margen del <em>mainstream</em>, de la música que estaba en todas las radios comerciales; al margen de la música que tiene, o tenía, unas infraestructuras económicas gigantescas para posicionarse en todas partes. Quizá en aquellas épocas no estaba siendo bien usado porque lo que se empezó a llamar música alternativa en los noventa luego se convirtió en el <em>mainstream</em>: todas las radios la tocaban.</p>

<p>Definitivamente en Colombia hace sentido concebir el rock como música alternativa, porque Colombia es un país donde reina la música tropical, el vallenato y más recientemente el reguetón. Eso es lo que la mayoría de la gente escucha. El rock es la alternativa a eso, es una música más <em>underground</em>, más de nicho. Aunque el rock no es que sea eso en el resto del mundo, en un país como Colombia lo sigue siendo.</p>

<p><strong>AC</strong>: Es curioso esto que comentas, porque hubo una época en que, bajo el paraguas de <strong>Los Aterciopelados</strong>, se generó una escena de rock muy interesante en Colombia. Hoy, muchos de esos artistas y los que le siguieron, voltean los ojos hacia los ritmos locales. Hay poca gente que se aferra al rock.</p>

<p><strong>AE</strong>: Hay músicos que fueron muy roqueros y después terminaron mezclándose mucho con el folklore o la música electrónica, o pasándose de la movida de conciertos a la movida de fiestas. Y claro que también hay los que se han quedado radicalmente en el rock. En lo personal, más que decir que me gusta A o B postura, sólo observo.</p>

<p>Tampoco he sido un radical de la guitarra con distorsión y del riff. De hecho mi próximo disco, como lo estoy comenzando a concebir, tendrá menos guitarras y más teclas, pianos, sintetizadores. Trataré de hacer, desde ahí, un disco de rock que resulte interesante.</p>

<p><strong>AC</strong>: ¿Por qué hacer rock en una época en donde aseguran que ya murió?</p>

<p><strong>AE</strong>: Hay esta concepción de que el rock tiene que ser de machos y rudo… páseme el Jack Daniels, súbale a la distorsión… eso es sólo un tipo de rock… y por supuesto que me gusta. Pero la música te permite explorar todo tipo de emociones, no solo la rabia y la “virilidad”.</p>

<p>Lo interesante para mí es seguir haciendo música. Realmente no me importa mucho si a la larga a lo que hago le llaman rock o no. Quiero seguir haciendo música que tenga fuerza emocional, no necesariamente gritos y distorsiones, canciones que lleguen, que conmuevan, que despierten sentimientos, que nazcan de adentro. Esa es mi apuesta, el nombre que le pongan no es tan importante.&nbsp;</p>

<p><iframe width="640" height="360" src="https://www.youtube.com/embed/K3Z-FAyka_s" frameborder="0" allowfullscreen></iframe></p>

<p>&nbsp;</p>

<p><a href="http://www.acidconga.com/revista/febrero-2015-n33">Leer entrevista completa&nbsp;<img alt="" src="http://acidconga.com/news/flecha.gif" style="height:35px; width:73px" /></a></p>

Estamos en redes ¿ nos sigues ?