Usted está aquí

Boney Fields y Tonky de la Peña: Sonidos con experiencia

En este caso no se abarcará el tema desde la perspectiva hacia una banda o hacia un proyecto. Esta vez la entrevista se ha hecho a dos figuras quienes han tenido una vida activa dentro del mundo de la músicas afroamericanas. Por lo que lo valorable de su música, más que ser la historia de un proyecto que viene de algunos años para acá, es sobretodo de un bagaje de experiencias que se han acumulado durante toda una vida, compartiendo escenario con los mas grandes y teniendo caminos sinuosos tal y como ha sido y sigue y seguira siendo dentro de la vida de los músicos verdaderos.

 

Historias como estas hacen resaltar a la vista cómo se ha ido difundiendo por el mundo la música afroamericana y como se funde y se mezcla con otras músicas. Sin embargo por la trayectoria que comparten, el punto de divergencia y la esencia, se puede decir que esta es la historia de una música afroamericana muy pura a pesar de lo determinante que ha sido la forma de romper con la fronteras y manejarse como peces en el agua de la música afroamericana internacional.

 

Boney Fields

 

Siendo breve, la historia de Boney Fields empieza cuando era joven por los 70s y visitaba los clubs de blues donde tocaban en esa época iconos como Buddy Guy, Albert King o el armonicista Junior Wells en su natal y legendaria Chicago. Legendaria por ser cuna e importante ciudad de la evolución del blues, por ser casa de las disqueras mas importantes de la época y por ser una ciudad que tuvo una migración bastante notoria por allá de los años 20s y 30s llamada la Gran migración, donde la mayor parte venía de poblados aledaños al delta del sur, como la acendencia de Fields.

 

Boney comienza a tocar profesionalmente en Chicago al principio de los 80s pero decide transladarse a Los Angeles en el 83 para tocar con Smokey Wilson y Albert Collins. Un año depués regresa a Chicago con the James Cotton Blues Band donde empieza a tener talla por esos años logrando hasta tocar con sus ídolos de adolecente. Ya estando consolidado como artista comienza a tener viajes entre Chicago y el sur donde entre esas épocas logra hacer colaboraciones con Buddy Guy, AV Reed, Eddie Clearwater, compartiendo estudios de grabación como de television con Maceo Parker, George Clinton y Bootsy Collings.

 

Después de una gira por Estados Unidos Boney Fields se traslada a París para comenzar The Bone’s Proyect (su proyecto), empezando una nueva vida en el nuevo continente, trayendo blues con denominación de origen.

 

Tonky de la peña

 

Hablar de Tonky de la Peña es hablar de uno de los mayores responsables del crecimiento del blues en su estado mas puro en España. Como una gran cantidad de músicos actuales, él fue influenciado de adolecente por aquella ola británica sesentera que a su vez parte en gran medida del blues. Sin embargo por España en esos años solo llegaba lo mas popular. Tonky decide adentrarse más, e incursionar mas a fondo dentro de las raíces del género.

 

Es de notarse la pulcritud con la que Tonky trata la guitarra, al escucharlo en vivo es de notarse el dominio que tiene del instrumento lo cual se puede decir de pocos. Y esto no es en vano ya que a pesar de ser un músico español el ha estado tocando y viviendo en puntos estratégicos, como por ejemplo su colaboración con Jerry Lee Lewis, estar de gira con Mick Taylor y hasta compartir escenario con el baterista de Hendrix, Buddy Miles, en el festival Bejar.

 

A pesar de entrar en circuitos de altura como el circuito de Chicago y de Texas jameando entre la crema de estos. Siempre ha manifestado una humildad y un compromiso con la música y ha inspirado a músicos de generaciones nuevas dentro de España. Tonky a llegado a ser considerado por muchos medios de peso como el padre del blues de Madrid y puede ser que hasta de España.

 

ENTREVISTA A BONEY

 

ACIDCONGA: ¿Cómo ves el panorama afro en España?

BONEY FIELDS: El sentimiento del blues es internacional, recorre el mundo y llega a todos los lugares. Europa es un continente donde la música siempre ha estado muy presente. ¿Sabes? Hay muchos músicos buenos dentro de Europa en estos estilos, tanto en Francia, como España, evidentemente Inglaterra, pero también en otros países como Suiza, donde nunca ha habido música negra. Siempre hay espacio para el blues.

 

AC: ¿El blues sólo existe en inglés?

BF: El blues vivirá siempre, donde sea, nadie olvidará el blues. El blues en español y en España es duro, un reto, especialmente para los artistas saliendo de este circuito. Tonky, por ejemplo, es una leyenda, lo hace desde los 70, es uno de los fundadores del blues aunque no suela hacerlo en castellano. Abrió un campo a gente como , mucha gente, jóvenes músicos, muchos que ni habían nacido cuando el empezó. Antes, los músicos de fuera sólo venían a los festivales, gracias a gente como él existen estos bares como en el que estamos ahora. Sería muy difícil que yo estuviera aquí hoy si en España no se sintiera el blues como se siente.

 

AC: ¿Cuál fue la razón para venir a Europa?

BF: Vine porque mi familia es muy grande. Tengo 6 hermanas y 3 hermanos en Chicago. Con tanta gente no puedes quedarte ahí, tienes que irte. Especialmente si eres músico. Vivo mejor ahora, todo el mundo en América a mi edad está gordo. De alguna manera en Europa me mantengo en forma (entre risas).

 

AC: ¿A quién admira Boney Fields?

BF: Sólo hay uno a quien admiro, que realmente me impresionó, Lucky Peterson, un gran artista, un gran amigo, nadie hace blues como él. Yo intento seguir con lo que el me enseñó. Artistas enormes como, Albert King o Jimmy Smith, todos ellos eran genios, pero ninguno me llegó tanto como Lucky. Para mi es el más grande.

 

AC: ¿Porqué decidiste tocar la trompeta?

BF: Buena pregunta, empecé muy joven, con 9 años. Con la banda del colegio. Había muchos baterías, yo quería ser batería antes que nada. Mi profesor me dijo - “hay demasiados baterías, necesitamos trompetistas”. Si quería estar en la escuela tenía que tocar la trompeta, así que me puse a ello. Lo odiaba al principio, pero un día viendo a Louis Amstrong en la televisión me di cuenta de que la trompeta no estaba tan mal, me impactó realmente. Ahí me di cuenta de que quería ser músico.

 

AC: ¿Crees que en 50 años seguiremos fijándonos en Louis Amstrong, Muddy Waters, o tendremos nuevos íconos?

BF: Quien sabe, ojalá dentro de 50 años mires atrás y me veas a (risas) pero siempre ha habido música de Amstrong. Él fue de los primeros, y eso siempre será así.

 

AC: ¿Con que proyecto has estado más cerca del sonido que buscas?

BF: Bueno, es difícil decir uno, ya sabes. Tengo cuatro discos. Los músicos siempre decimos lo mismo, cada disco intentamos sonar mejor. Hacerlo mejor. Haces el primero, luego el segundo, así debe ser. Por lo tanto, mi cuarto disco es sin ninguna duda el mejor. Y el quinto sin duda, será mucho mejor.

 

AC: ¿Tienes pensado cómo será el quinto?

BF: Ahora mismo estoy grabando un disco de Gospel, con una gran cantante, Jean Carpenter. Lo estoy produciendo y haciendo arreglos. Es un reto hacer algo diferente, apartarte del jazz y del blues y hacer algo así, es realmente interesante. 25 voces que tienes que ordenar, más las secciones. Queda mucho trabajo, pero es ilusionante.

 

AC: ¿Cual dirías que es tu concierto preferido?

BF: (suspiro) Tengo muchos, no sabría decirte ahora mismo.. he ido a tantos lugares, países. Hoy. No se lo digas a nadie, pero si me pregunta otro periodista mañana, le diré que mañana.

 

ENTREVISTA A TONKY

 

ACIDCONGA: ¿De donde viene el traer a artistas de fuera?

TONKY DE LA PEÑA: Es una costumbre que viene de lejos, todos los contactos que he ido ganando en mis viajes. Es impresionante lo abiertos que son los músicos que traigo. Están siempre dispuestos a experimentar, es algo increíble. La finalidad es aprender de los maestros. Este aprendizaje no tiene límite, y la mejor manera de ponerlo en práctica es tocar con ellos. Todos podemos aportar algo al blues. Es la lección de cada día. El blues es así, abierto a compartir, una máxima. Vale con mirar la historia del Mississippi, aquellos que un día eran cabeza de cartel, eran acompañantes al día siguiente. Sin batallas de egos. Es una lección muy sabia que he aprendido y que he tenido la suerte de disfrutar.

 

AC: ¿Cuándo ‘te tocó’ blues ?

TP: Llegué al blues a raíz de escuchar a grupos inspirados por la música negra. Empecé con los Beatles y los Rolling, como todos los chavales de mi edad. Luego llegaron grupos como Ten Years After, Hendrix que también se inspiraron en el blues. Ellos nos abrieron el mundo de los maestros negros. Vi claro que me motivaba y estaba a gusto. Esta línea me marcó de joven, aunque como todos, he tocado otros palos, pero siempre he sido ‘el del blues’ en las bandas en las que he tocado.

 

AC: ¿Echando la vista atrás, cambiarías algo?

TP: Básicamente no. Siempre se puede mejorar, pero he hecho lo que he querido. Me gusta tocar cada noche en un club, hacerlo mi modo de vida, viajar, ir a los festivales. Siempre cabe algo que podrías haber hecho mejor, pero realmente creo que he conseguido lo que siempre había soñado.

 

AC: ¿Hay futuro de blues en España?

TP: Lo hay porque existe un público razonablemente grande que se sustenta porque hay muchos fieles. A quien le gusta el blues no le gusta un tema como a quien le puede gustar lo que suena en la radio. El que se enamora del blues no es fan de “una canción” lo sigue, mima su gusto yendo a festivales, comprando discos. La situación es bastante pareja con el resto del mundo, estamos por debajo de la línea comercial, pero estamos. No se si será a este nivel o a otro, pero sin duda el blues tiene futuro.

 

este caso no se abarcará el tema desde la perspectiva hacia una banda o hacia un proyecto." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?