Usted está aquí

Ara Malikian. Del clásico a lo popular.

Cuando el virtuosismo, la inspiración, la creatividad y la sensibilidad extrema dan rienda suelta mediante el lenguaje musical, el resultado sólo puede traducirse en lo siguiente: belleza sonora. Ara Malikian lleva años haciendo poesía musical desde distintos estilos, intentando nuevos proyectos y relatando diferentes historias. Todas ellas con su voz: el violín. 

 

La música y las artes sonoras suelen etiquetarse bajo identidades culturales o nacionales. Muestra de ello son los géneros en los que muchas veces se encasillan instrumentos, canciones o grupos musicales. Pero esto no es definitivo. El hombre creó la música y de ella hizo un lenguaje, uno sumamente complejo. La música es música y punto. Por lo tanto no siempre corresponde a las etiquetas que la sociedad le cuelga.

Yo no creo en el purismo. No creo ni en la música clásica, ni el flamenco, ni en el jazz, ni en ninguno. De hecho, creo que no existe ese purismo ni en los más grandes compositores. 

Ara Malikian es un músico de origen libanés y armenio, pero que culturalmente responde a su apego con la música, y es mediante esta última virtud que él puede expresarse poéticamente sobre el sendero musical. El violín, su voz, resulta en el vehículo que le transporta a distintos públicos cada año. Ya son más de cuarenta países y más de veinte años de trayectoria. Pero no sólo es eso, sino que su música se ha nutrido de tantos públicos como gustos existen. No es sólo la incorporación de músicas o trazos de las artes sonoras orientales, sino que él, mediante su riguroso estudio y formación, ha dado un nuevo vuelco e interpretación a la música clásica.

Por si fuera poco, la selección de públicos a los cuales él intenta dirigirse es tan amplio como gustos existen. Y uno de ellos, probablemente el más peculiar, es el infantil. Él lo describe como “el público más difícil”. Pero ello no sólo se limita a hacer “música para niños”, sino que esa labor es sumamente destacable porque ya no hay muchas personas que se preocupen de forma desinteresada por acercar las artes sonoras y la cultura musical a la infancia con el objetivo de inculcar valores culturales fuertes. Él lo hace, y eso es para otorgarle otro aplauso más, además de su virtuosísimo instrumental.

No te lo pierdas este Viernes 10 de Julio en el Festival Cultura Inquieta.

 

Leer la entrevista 

Estamos en redes ¿ nos sigues ?