Usted está aquí

¿Quién es la voz de la Navidad?

Imagen de fabian

Quienes siguen las líneas de su servidor desde hace tiempo, conocen de sobra mi debilidad por la música navideña. Desde hace algunos años he venido compartiendo con ustedes ciertas pesquisas y encuentros en ese enorme crisol. Pero reparo hasta ahora en que nunca he conversado con ustedes sobre uno de los tópicos obligados de tan amplio abanico: el trabajo de Bing Crosby, ‘the voice of Christmas’. Permítame pues, querido lector, compartir un poco sobre este caballero tan singular y por qué se le considera así, ‘La voz de la Navidad’.

La historia personal de Harry Lillis Crosby e incluso el origen de su nombre artístico, “Bing”, son harto conocidas, así que las voy a omitir arbitrariamente, dando un enorme salto desde su nacimiento, en 1903, hasta 1941, año en que grabó por vez primera el tema de Irving Berlin “White Christmas”. Para entonces, Bing Crosby ya era toda una figura de la industria del espectáculo y una de las máximas estrellas de la NBC gracias a su programa “The Kraft Music Hall”, mismo que conducía desde 1936. Fue en aquel programa, en la Navidad de 1941, cuando Crosby interpretó por vez primera la canción que un año antes fuera escrita por Berlin y que, a decir del compositor, fuera la más hermosa que había creado hasta aquel día.

Desafortunadamente, aquella grabación de su programa parece haberse perdido para siempre. Pero algo más debía de pasar con aquel tema. Un año más tarde, Crosby la cantó a dúo con Martha Mears para la banda sonora de la película Holiday Inn, aunque cabe señalar que en pantalla no es Mears quien aparece, sino la actriz Marjorie Reynolds. Aquella nueva grabación fue el single promocional de la película y acabó convirtiéndose en el single más vendido de la historia con 60 millones de copias.

Y no solo eso, la edición 2009 del Guinness World Records asegura que, en promedio, todas las versiones grabadas de “White Christmas” han alcanzado la cantidad de 100 millones de dólares en ventas. Por si fuera poco, “White Christmas” fue galardonada en aquel año con el Oscar a la Mejor Canción Original en aquel 1942. Desde ese momento, año con año, la versión de “White Christmas” grabada por Crosby vuelve a ser escuchada por millones de personas en todo el mundo.  

Aunque los datos son impresionantes, no dan suficiente para reconocer a Crosby como “la voz de la Navidad”. ¿Acaso fue lo único que hizo? No. La brillante carrera del crooner por excelencia revisitó constantemente la temática navideña. El primer regreso fue en 1945 con la grabación del álbum Merry Christmas en compañía de John Scott Trotter and His Orchestra y The Andrew Sisters. Dos años más tarde, Crosby grabó el disco The Small One, que no contiene canciones, sino la narración de un cuento navideño escrito por Charles Tazewell. Para 1946, Bing arremetió de nuevo y lanzó al mercado Christmas Greetings con las orquestas de Victor Young, Vic Schoen y, de nuevo, John Scott Trotter.

Pero el disco que lo consagraría a nivel mundial como “la voz de la Navidad” llegó en 1955. En realidad, este álbum fue el relanzamiento de su Merry Christmas de diez años atrás. La diferencia es que incluye cuatro temas adicionales –uno de ellos hawaiano- y que fue el primero publicado en el formato de LP de 12 pulgadas. Boom. Si ya de por sí Crosby era bien conocido por su particular estilo y su gusto por la música navideña, este disco le valió ganarse el título para siempre. Y es que esta placa de 1955 ha sido reeditada 142 veces, siendo la más reciente la de 2015. ¿Increíble, no?

 

Este no sería el último lanzamiento navideño de Crosby. A Christmas Story (1957), That Christmas Feeling (1960) y I Wish You a Merry Christmas (1962), además de las incontables recopilaciones bajo el título de The Voice of Christmas, terminaron por convertir a Bing Crosby en un referente obligado de la temporada decembrina.

Al margen de la recurrencia temática –no solo por insistir se ganó el título-, Crosby configuró, sin habérselo propuesto, una nueva forma de entender la música navideña. En primer lugar, esto se debió a su particular estilo de interpretación. Sucede que cuando Crosby comenzó a figurar entre los cantantes de su época, el perfeccionamiento de los micrófonos permitió que voces no tan potentes como la de Enrico Caruso –uno de los grandes de aquella época y pionero de las grabaciones musicales- pudieran ser difundidos. Así, Crosby creó ese estilo peculiar en el que canta y charla a la vez, con un tono íntimo y suave. Estilo que se convertiría en el sello de los crooners que siguieron su escuela: Dean Martin, Frank Sinatra, Nat King Cole, Neil Sedaka, Tony Bennett y tantos más.

En segundo lugar, Crosby tuvo el acierto de cantar no solo los christmas carols más emblemáticos de las tradiciones anglosajonas, sino que incorporó, por un lado, canciones tradicionales de origen español, francés y hawaiano y, por el otro, temas creados por compositores coetáneos, especialmente de Irving Berlin. Finalmente, y quizá esto es lo más impactante aunque también lo menos planificado, las interpretaciones de Crosby crearon la tradición de esperar los lanzamientos navideños, uno de los segmentos más rentables de nuestra querida bestia llamada industria discográfica. Fue él, bajo el auspicio de la mítica disquera Decca Records, quien cambió para siempre una de las dinámicas más singulares de la época decembrina: la omnipresencia de su música.

 

Y bueno, ya que andamos de temporada, les comparto acá algunas de las playlists creadas por su servi en años pasados para ambientar sus fiestas. La primera es un paseo por arreglos de muy diversos géneros musicales; la segunda, un asomo a la navidad jazzera; en tercer lugar, un recorrido por el rock; finalmente, una lista con canciones dedicadas al árbol de Navidad. Disfruten y tengan… ¡una muy feliz Navidad!

Un paseo por la Navidad  Navidad a ritmos de jazz
       
 El rock y la Navidad  La Navidad: árboles

Estamos en redes ¿ nos sigues ?