Usted está aquí

Ilusiones auditivas: resonancias intersensoriales y cognitivas

Imagen de bob

 

Mientras que las ilusiones ópticas son fenómenos con los que estamos bien familiarizados e identificamos con facilidad, las ilusiones acústicas suelen pasarnos desapercibidas aunque constantemente estamos expuestos a ellas.

Por ejemplo, cada vez que vemos un video en Youtube, vamos al cine o encendemos el televisor, somos presas del fenómeno denominado como imantación espacial del sonido por la imagen. A Michel Chion, el célebre teórico de la audiovisión, debemos la descripción de esta curiosa ilusión acústica que se refiere a que independientemente de la ubicación de los altavoces a través de los cuales escuchamos el audio de lo que estamos viendo, el sonido se escucha como proveniente de la pantalla y, más aún, queda imantado a las fuentes sonoras de las que se supone que emanan. Así, cuando vemos un tráiler atravesar la pantalla, el estruendo de su motor parece seguir su marcha, aunque realmente sigue saliendo del mismo altavoz. Incluso con los sistemas multipistas, estéreo y surround, que brindan una experiencia auditiva envolvente, lo que se logra es acentuar esta misma imantación mental que dictan las imágenes a la dimensión sonora.

Este peculiar engaño que altera la localización mental de los sonidos nos habla de la fuerte interconexión de nuestros sentidos, pues como el mismo Chion dice: “[…] en la combinación audiovisual, una percepción influye en la otra y la transforma: no se «ve» lo mismo cuando se oye; No sé «oye» lo mismo cuando se ve.”

Otro claro ejemplo de cómo lo que vemos modifica nuestra percepción auditiva sucede con el efecto McGurk que puedes experimentar en el siguiente video:

 

Además de la conexión entre el oído y la vista que el efecto McGurk evidencia, nos lleva a considerar la sorprendente confluencia intersensorial que ocurre a nivel cognitivo para procesar el lenguaje hablado. A este respecto, como señala la psicóloga Diana Deutsch, quien ha investigado ampliamente las ilusiones acústicas; el idioma a partir del cual articulamos nuestro pensamiento, nuestras expectativas, conocimientos y creencias también influencian la forma en la que interpretamos lo que oímos.  De ello es muestra la ilusión conocida como  Phantom words (palabras fantasma):

 

El mismo mecanismo cognitivo detrás de las Phantom words que nos lleva a interpretar aquello que nos parece lenguaje de acuerdo al idioma o idiomas con los que estamos familiarizados, nos produce un fenómeno similar que seguramente ocurrirá seguido a los asiduos lectores de World Groove, ¿a quién no le ha pasado que al escuchar canciones en nuestra segunda lengua o en idiomas desconocidos, de pronto encontramos palabras de nuestra lengua nativa? Aquí un divertido compendio de ejemplos:

 

Y ya que hemos entrado de lleno en la música, cabe señalar que el cerebro humano posee áreas especializadas que nos permiten interpretarla. Si bien muchas de ellas se traslapan con las áreas lingüísticas, otras están exclusivamente avocadas a  procesar elementos musicales. Una interesante ilusión que afecta nuestra habilidad de identificar cuando un tono sube o baja es la Escala de Shepard, que utiliza la superposición de ondas senoidales separadas por octavas que, al ponerse en loop, nos dan la ilusión de una escala ascendente o descendente sin fin:

 

La escala de Shepard ha sido utilizada musicalmente para generar atmósferas de tensión creciente, tal es el caso del videojuego Super Mario 64 o, recientemente, en la música del filme Dunkirk, compuesta por Hans Zimmer.

 

Existen muchas más ilusiones acústicas reconocidas y, probablemente, otras por descubrir. Sin embargo, dejo hasta aquí este breve recuento de espejismos auditivos que en su engaño nos insinúan las complejas resonancias que las imágenes, nuestras expectativas o hasta el idioma que hablamos, generan en lo que oímos.   

 

Estamos en redes ¿ nos sigues ?