Usted está aquí

María Cristina Plata, la música ranchera y los medios de comunicación.

Imagen de pablo

 

Hace poco viaje a Colombia y, entre las muchas cosas que aprendí, descubrí que es probable que los colombianos se sepan mejor las rancheras que los mexicanos. ¿Exagero? Tal vez, pero es innegable la gran influencia de ese género musical mexicano en ciertos sectores de la sociedad colombiana. La oí en la tienda de la esquina, en la radio del taxi, en el sonido ambiente de un restaurante... Incluso fui desafiado por una señora mayor a cantar rancheras cuando se enteró que era mexicano. De todas las entonaciones que escuché balbucear por ahí, la versión más bonita salió sin duda de la voz de María Cristina Plata.

En ese contexto imaginé la infancia de esta santandereana (Bucaramanga, Colombia) escuchando la radio con sus abuelos, en donde seguro oyó por ahí por primera vez alguna canción, entonada por Pedro Infante, Jorge Negrete o Lola Beltrán. Quizás le emocionaron los sentimientos expresados en alguna película clásica de la época de oro del cine mexicano, donde los valientes rancheros conquistaban el amor de una bella dama cantándole versos de amor, o por el contrario desgarrándose las vestiduras por la ingratitud de una relación mal correspondida.

Por obvias razones no pude evitar comparar mi infancia y las influencias culturales a las que fui expuesto y con las cuales crecí. Recordé también el comentario de una amiga colombiana quien de visita a México me hizo notar la ampli influencia americana en nuestra sociedad. Sin duda, en este país estamos mucho más “americanizados”. Además de la cercanía, acá dominan los grandes medios de comunicación gringos, por lo que hemos adoptado varios elementos de su cultura y modos de vida. En cambio, en Colombia, como en varios países de América Latina, a pesar de también estar expuestos a una amplia influencia anglosajona, la cultura mexicana tuvo mucho empuje por la longeva presencia de Televisa, el gran gigante de la comunicación, quien introdujo por la radio, el cine y la televisión productos culturales mexicanos como “El chavo del 8”, las telenovelas o la canción ranchera. Sin el tamaño y presencia de esta empresa, nuestra cultura no sería tan apreciada allende nuestras fronteras.

¿Qué sería de nuestra región sin la difusión de nuestras músicas? ¿Qué hubiera sido de María Cristina Plata sin la canción ranchera? A lo mejor exagero, pero me atrevo a creer que la animaron a componer canciones que transmitieran ese mismo lenguaje y pasión. Hoy, es innegable la influencia de la música latinoamericana en las composiciones de María Cristina Plata. Pasajes llaneros, bambucos, bullerengues son algunos de los recursos rítmicos utilizados, acompañados por bellos arreglos y cuidadas orquestaciones. Todo sobre lo cual sobrevuela con dulzura la voz de María Cristina.

¿Qué sería de nuestra música sin la difusión de nuestra cultura? Quizás Ladies Gagas en tu idioma. Por suerte, no todo está perdido.

Estamos en redes ¿ nos sigues ?