Usted está aquí

Tanzania Albinism Collective, un disco necesario

Imagen de luna

Nacer albino en África es estar estigmatizado. El trastorno genético hereditario producido por falta de pigmentación en la piel, en los ojos y en el pelo, supone una constante amenaza, a veces letal. Han de sobrevivir al infanticidio, al rechazo social, a la exposición al sol y, la más terrible de todas, permanecer vivos, aunque les amputen partes de sus cuerpos para comercializar con ellos, en pro de encontrar fortuna, fama o cualquier otro deseo que los hechiceros aseguran a los compradores. Una existencia atroz.

La Fundación Salif Keita, la asociación Afrobino del rapero y activista tanzano Babu Sikare, las Ongs Pandora o Under the Same Sun, los raperos cameruneses White African Music, el cantante congoleño Christian Muyoli, el festival Fièrement Ndundu (Orgullosamente albinos), prototipos de pasarela como Thando Hopa o Shaun Ross, etc, han hecho de amplificadores internacionales del albinismo para reclamar sus derechos, pero sobre todo, para recogerlos, protegerlos y recaudar fondos para sus cuidados médicos.

Tanzania es el país africano dónde más albinos son mutilados, asesinados o abandonados. En Ukerewe, una pequeña isla tanzana a cuatro horas en ferry al norte de Mwanza, se ha establecido un centro para acogerlos y cuidarlos.  Y es ahí donde el documentalista americano Ian Brennan –conocido por otros documentales sobre la guerra de Vietnan, diversos contextos culturales de Malí o Malawi, o los titulados Zomba Prison Project, del que se editaros dos discos-, en colaboración con una ONG del país, ha registrado documental y disco parar da voz a la comunidad albina. El título, Tanzania Albinism Collective. White African Power. Dieciocho personas albinas tocan guitarras acústicas y eléctricas, teclados baratos, cantan y componen canciones como Life is Hard, Sorrows o Mistreated para expresar sus anhelos y problemas. El disco lo ha editado Six Degrees Records en este mes de julio.

 

Nacer albino en África es estar estigmatizado. El trastorno genético hereditario producido por falta de pigmentación en la piel, en los ojos y en el pelo, supone una constante amenaza, a veces letal. Han de sobrevivir al infanticidio, al rechazo social, a la exposición al sol y, la más terrible de todas, permanecer vivos, aunque les amputen partes de sus cuerpos para comercializar con ellos, en pro de encontrar fortuna, fama o cualquier otro deseo que los hechiceros aseguran a los compradores." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?