Usted está aquí

Sona Jorbateh, pionera de la kora

Imagen de luna

Nacer en el seno de una familia griot con pleno derecho para dedicarse profesionalmente a la música, marcó favorablemente a Sona Jobarteh desde su infancia, incitándola a aprender a tocar la kora cuando sólo contaba con cuatro añitos. Un instrumento tradicionalmente reservado a los hombres. Pero aparte de convertirse en pionera de este instrumento, aprendió a tocar la guitarra, el piano y el chelo, al tiempo que componía y cantaba.

Aunque nació en Londres tiene sus raíces en Gambia. Su abuelo Amadu Bansang Jobarteh, que emigró de Malí a Gambia, ya tocaba la kora, así como su padre Dawda Jobarteh y su primo Toumani Diabaté, y ella se formó en la técnica gracias a su hermano Tunde Jegede, quien dirige actualmente el African Classical Music Ensemble. Una cuna estimulante. “Cuando crecí llegó un momento en el que tuve que abordar el hecho de que estaba tocando la kora como algo a lo que quería dedicarme profesionalmente. No quería que se me viese sólo por una cuestión de género, quería ser simplemente una persona que tocaba la kora”, declara Sona.

Y Sona no ha parado de crecer. Ha formado parte de diversas orquestas, como la Irish Chamber Orchestra, la Royal Philharmonica Orchestra, la Britten Sinfonia o la Milton Keynes City Orchestra; ha colaborado con Damon Albarn en el Mali Music Project; es miembro del African Classical Music Ensemble  que dirige su hermano; ha editado dos álbumes: Afro-Acoustic Soul y Fasiya; imparte clases de kora en Londres; ha creado un instrumento nuevo denominado ‘nkora’, cruce entre la kora y el ngoni para explorar sonoridades diferentes; ha compuesto música para las bandas sonoras de The Motherland y Mandela: Long Walk to Freedom ; ha sido actriz en la película The Idea; y recientemente ha abierto una escuela de música en Gambia que lleva el nombre de su abuelo: la Amadou Bansang Jobarteh School of Music.

Una artista desafiante y a pleno rendimiento creativo centrada en indagar y expandir sus tradiciones musicales africanas, pero dejándose seducir por otros sonidos, y haciendo hincapié en temas como la identidad cultural, el respeto, el sexo, el amor y la convivencia. Esperamos con ganas una nueva entrega de Sona Jobarteh.

Nacer en el seno de una familia griot con pleno derecho para dedicarse profesionalmente a la música, marcó favorablemente a Sona Jobarteh desde su infancia, incitándola a aprender a tocar la kora cuando sólo contaba con cuatro añitos. Un instrumento tradicionalmente reservado a los hombres. Pero aparte de convertirse en pionera de este instrumento, aprendió a tocar la guitarra, el piano y el chelo, al tiempo que componía y cantaba.

Aunque nació en Londres tiene sus raíces en Gambia." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?