Usted está aquí

Recuperando músicas con intencionalidad social

Imagen de luna

Desde hace algún tiempo venimos hablando en este blog sobre la redención de sonidos ancestrales africanos, como el rescate de diez mil casetes reunidos en la Red Sea Foundation, en Hargeisa, Somalia, gracias al trabajo de protección de periodistas y disidentes del país en los 80, que pusieron a buen recaudo la memoria musical del país ante el inminente ataque y la subsiguiente guerra. El esfuerzo del tunecino Nidhal Yahyaoui con su banda Bargou 08, para recobrar las canciones salhi de su clan y plasmarlo en su disco “Targ”, o la propuesta de restituir la bubu music de Sierra Leona, llevada a cabo por Janka Nabay con su banda The Bubu Gang. También de rehabilitar a  músicos legendarios africanos, plasmado en el proyecto “Faaji Agba”, que ha reunido a míticos músicos yorubas que practicaban juju music o highlife desde la década de los 40 del siglo pasado, a instancias de Kunle Tejuosho, director de Jazzhole Records de Nigeria. O la de dar voz a otros compositores que han utilizado la vía musical para expresar su situación. Es el caso de los dos volúmenes de “Zomba Prison Project”, que reflejan la adversidad que viven los presos y presas en la cárcel que da nombre al disco, una proyecto en formato disco y documental de Ian Brennan y Marilena Delli, productor y escritor californiano y su compañera italiana, cineasta y fotógrafa. Estudio e investigación, y afición, han sido los motores de estas propuestas.

Y recientemente hemos descubierto otro caso protagonizado por Olly Wood y Chris Pedley, co-fundadores del proyecto Beating Heart, y djs, que se han sumergido en los archivos de la Biblioteca Internacional de Música Africana (ILAM), fundada en 1954 por el etnomusicólogo británico Hugh Tracey, para hacer una lectura contemporánea de los más de doscientos cincuenta grupos tribales de dieciocho países subsaharianos, trabajo que el británico registró entre 1920 y 1970, y ponerlas en conocimiento de las nuevas generaciones remezclando los sonidos originales. Pero la idea también abriga otra intención: con la edición de la primera entrega, “Beating Heart-Malawi”, se pretende recaudar fondos para sembrar cultivos en las escuelas del país y alimentar a los niños. La música al servicio del bienestar social.

 

Beating Heart - Malawi from VOX Films on Vimeo.

Desde hace algún tiempo venimos hablando en este blog sobre la redención de sonidos ancestrales africanos, como el rescate de diez mil casetes reunidos en la Red Sea Foundation, en Hargeisa, Somalia, gracias al trabajo de protección de periodistas y disidentes del país en los 80, que pusieron a buen recaudo la memoria musical del país ante el inminente ataque y la subsiguiente guerra. El esfuerzo del tunecino Nidhal Yahyaoui con su banda Bargou 08, para recobrar las canciones salhi de su clan y plasmarlo en su disco “Targ”, o la propuesta de restituir la bubu music de Sierra Leona, llevada a cabo por Janka Nabay con su banda The Bubu Gang." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?