Usted está aquí

Recordando a tres artistas fallecidos

Imagen de luna

El pasado 15 de enero nos dejaba la cantante Thandi Klaasen, una leyenda del jazz sudafricano. Pese a su origen humilde –creció en el suburbio de Sophiatown, de Johannesburgo, de padre zapatero y madre trabajadora doméstica-, y ser atacada siendo muy joven con una bomba de ácido -a consecuencia de lo cual sufrió quemaduras gravísimas y su rostro quedó parcialmente deformado-, su coraje la llevó a emprender una carrera como cantante. Se inició en las iglesias locales y siguió con la formación de un cuarteto femenino conocido como The Quad Sisters, su trayectoria ha perdurado durante cinco décadas. Protagonizó en 1960 el musical King Kong en Londres, y compartió escenario  con Miriam Makeba, Sophie Mgcina o Dolly Rathebe. El apartheid la distanció de su tierra catapultándola a Estados Unidos, donde actuó junto a Roberta Flack y Patti Labelle. Y recibió varios premios, como el premio de la Música Sudafricana a la Trayectoria y la Orden Presidencial del Baobab en Oro por el presidente Jaco Zuma, actual dirigente de Sudáfrica.

Aunque la repentina muerte de Joyce Simeti, nacida en Mutoko, Zimbabwe, la hemos conocido recientemente, se produjo el pasado mes de octubre. Tenía 42 años y está considerada ‘la diva del gospel’. Había grabado seis discos y estaba preparando el séptimo, pero su gran hit fue la canción “Kuzda Baba naAmai” que pervivirá en la memoria de sus compatriotas. 

Y acabamos de conocer la noticia del disco homenaje a Ndiouga Dieng, “Tribute To Ndiouga Dieng”, que verá la luz a finales de marzo a través de World Circuit. Ndiouga Dieng, fallecido el pasado noviembre, fue uno de los cantantes de la legendaria Orchestra Baobab, que pese a haber sufrido varias pérdidas –en 1975 moría uno de sus cantante, Abdoulaye Mboup-, y los vaivenes de la vida, ha permanecido en pie, como el baobab. Para el disco han contado con la colaboración de músicos invitados como los cantantes Cheikh Lô o Thione Seck, Abdouleye Cissoko a la kora, Wilfried Zinzou al trombón, o el guitarrista Rene Sowatche, además de los miembros originales que permanecen en activo.

El pasado 15 de enero nos dejaba la cantante Thandi Klaasen, una leyenda del jazz sudafricano. Pese a su origen humilde –creció en el suburbio de Sophiatown, de Johannesburgo, de padre zapatero y madre trabajadora doméstica-, y ser atacada siendo muy joven con una bomba de ácido -a consecuencia de lo cual sufrió quemaduras gravísimas y su rostro quedó parcialmente deformado-, su coraje la llevó a emprender una carrera como cantante. Se inició en las iglesias locales y siguió con la formación de un cuarteto femenino conocido como The Quad Sisters, su trayectoria ha perdurado durante cinco décadas." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?