Usted está aquí

Los congoleños Kokoko! y la primera Conferencia Panafricana de Música 2017

Imagen de luna

Fascinante me ha parecido la propuesta del grupo congoleño Kokoko!, un colectivo de música electrónica de Kinshasa que refleja el sonido de la ciudad, el zumbido del día a día. Fundamentan su música en ritmos afropop recreados con instrumentos construidos con basura reciclada: una máquina de escribir a modo de tambor, un arpa aparejada a latas... Elementos que se pueden encontrar en muchas ciudades del continente (y del mundo), diseminados y abandonados, pero en esta ocasión reunidos por el ingenio y el talento de una banda cuya energía da vida a una música improvisada, desafiante, vibrante, casi futurista, aferrada al latir de una ciudad bulliciosa. El sonido de la supervivencia, porque “la supervivencia alimenta la creatividad”, como bien declaran ellos.

Kokoko!,  producidos por el francés Debruit, se han situado en la vanguardia de la escena alternativa de Kinshasa. Recogen los sonidos que emanan del ghetto y del centro de la ciudad, afectados por los cortes de electricidad impuestos por el gobierno, y son representantes del cambio de mentalidad experimentado en sus gentes, de su radicalización frente a la degradación de la calidad de vida y de la paralización ante el miedo. 

La Fundación Música en Africa (MIAF), nacida hace tres años, pone en marcha la primera conferencia panafricana de música para apoyar al sector de la música facturada en el continente. La cita será los próximos 17 y 18 de noviembre en Dakar, Senegal, bajo el epígrafe de ACCES (Conferencia de Colaboraciones, Intercambio y Showcases de Música en África), y cada año se celebrará en una ciudad diferente. Desde sus inicios, la MIAF ha venido trabajando en el sector a través de un portal de información e intercambio (www.musicinafrica.net), de talleres de construcción y reparación de instrumentos, conciertos dentro y fuera del continente y posibilitando la movilidad de músicos afectados por los diferentes conflictos africanos.

La idea cobró vida tras el éxito de extender su programa de la Asamblea General Anual (AGM) del 2016, a una conferencia en Addis Abeba, Etiopía, donde participaron delegados internacionales de quince países, y cuyo discurso de inauguración lo protagonizó el ethio-jazz Mulatu Astatke. Este año será el senegalés Baaba Maal el encargado del alegato inaugural del primer ACCES, que incluirá talleres de capacitación, mesas redondas, networking, exposiciones, shocases, conciertos y visitas a los principales centros de la industria musical de Dakar. “Hay mucho apetito en todo el continente para invertir en música africana, pero tenemos plataformas panafricanas muy limitadas para estimular esos intercambios. En los últimos años, sin embargo, se han lanzado más iniciativas en este contexto y es importante que continuemos con el impulso para mejorar el sector y no competir. Estamos seguros de que el ACCES se convertirá en una importante reunión anual para los profesionales de la música africana”, declara el director del MIAF, Eddie Hatitye. 

Fascinante me ha parecido la propuesta del grupo congoleño Kokoko!, un colectivo de música electrónica de Kinshasa que refleja el sonido de la ciudad, el zumbido del día a día. Fundamentan su música en ritmos afropop recreados con instrumentos construidos con basura reciclada: una máquina de escribir a modo de tambor, un arpa aparejada a latas... Elementos que se pueden encontrar en muchas ciudades del continente (y del mundo), diseminados y abandonados, pero en esta ocasión reunidos por el ingenio y el talento de una banda cuya energía da vida a una música improvisada, desafiante, vibrante, casi futurista, aferrada al latir de una ciudad bulliciosa." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?