Usted está aquí

Las cantantes sudafricanas siguen creando sus propias reglas

Imagen de luna

Son muchas las cantantes africanas que han roto moldes, desde Miriam Makeba a Brenda Frassie pasando por Dorothy Masuka, Letta Mbulu, Latozi Mpahleni, The Mahotella Queens, Joy Denalane, Simphiwe Dana o Yvonne Chaka Chaka. Cada una, desde su propio prisma artístico, abrió un camino hasta entonces inexplorado participando activamente del mosaico musical sudafricano. Las nuevas generaciones han recogido el testigo.

Sho Madjozi, nacida Maya Wegerif y conocida como ‘Maya The Poet’, es poeta y rapea en  xitsonga, su lengua materna –perteneciente a la tribu tsonga, que cuenta con casi cinco millones de personas en Sudáfrica-. Viajó a Massachussetts para matricularse en la universidad de Estudios Africanos  y Creación Literaria, que continuaría en la universidad de Johannesburgo, arrancando así su faceta de spoken word como  Maya The Poet, centrada en la identidad, la raza y la política,  y derivando hacia una carrera como rapera, Sho Madjozi, en colaboración con su colega el también rapero sudafricano Okmalumkoolkat. Sho Madjozi recupera elementos de la música  tsonga y en directo hace gala de las danzas xitsonga.

Zoë Modiga posee una voz prodigiosa y es una gran compositora. Se ha acercado al jazz deslumbrando a expertos y aficionados, quienes la tildan de ‘una píldora de felicidad para tiempos políticos difíciles’. Nació en Durban y desde temprana edad comenzó sus estudios de piano clásico, clarinete y voz en la National School of The Arts in Breamfontein, Johannesburgo, y está a punto de finalizar su licenciatura en voces de jazz en el South African College of Music, UCT. Su inquietud la ha empujado a desarrollar ampliamente sus múltiples facetas, desafiando reglas y prejuicios, e inspirando a otros artistas. Ha compartido escenario con músicos como Lira –su actual mentora-, Ladysmith Black Mambazo, Gloria Bosman, The Kiffness o Matthew Gold, y ha participado en infinidad de festivales como el Festival Internacional de Jazz Ciudad del Cabo o el Joy of Jazz. E indistintamente canta en inglés o en isizulu.

Andiswa Mkosi, alias Andy Mkosi, es una gran letrista, sincera y honesta, una bocanada de aire fresco que explora la vida al tiempo que desnuda su propia alma y reflexiona sobre la realidad y su impacto en las personas. Esta actitud tan personal la impulsó a crear el ‘Bedroom Tour’, es decir, actuar en los hogares de sus aficionados. En la gira incluía fotografías firmadas por ella que ilustraban cada canción, ampliando la percepción que se pudiera tener con solo escucharlas. Música en vivo y fotografía en el salón de tu casa. Ha colaborado con otra sudafricana, la rapera Dope Saint Jude, a quien admira la cantante M.I.A, en una canción titulada “Brilliant, Arresting, Extravagant”, cantada en lengua isixhosa, en la que se denuncia la estafa y el saqueo colonial a los africanos.

Son muchas las cantantes africanas que han roto moldes, desde Miriam Makeba a Brenda Frassie pasando por Dorothy Masuka, Letta Mbulu, Latozi Mpahleni, The Mahotella Queens, Joy Denalane, Simphiwe Dana o Yvonne Chaka Chaka. Cada una, desde su propio prisma artístico, abrió un camino hasta entonces inexplorado participando activamente del mosaico musical sudafricano. Las nuevas generaciones han recogido el testigo.

Sho Madjozi, nacida Maya Wegerif y conocida como ‘Maya The Poet’, es poeta y rapea en  xitsonga, su lengua materna –perteneciente a la tribu tsonga, que cuenta con casi cinco millones de personas en Sudáfrica-." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?